Finalmente la selección chilena cerró su participación en Copa América 2019, con una derrota frente al seleccionado argentino por dos a uno.

El Arena Corinthians fue el escenario de uno de los partidos más duros que le ha tocado jugar a La Roja, duelo marcado por la expulsión de los dos capitanes de ambas selecciones, tras una pelea entre Gary Medel y Lionel Messi, que partió tras un manotazo lanzado por el astro argentino en contra del defensa chileno, quien respondió con tres empujones, en uno de los momentos más tensos del encuentro.

El partido comenzó de manera favorable para Chile, presionando en el medio campo y ahogando la salida del equipo argentino, situación que cambió abruptamente tras una falta cobrada rápidamente por Messi sorprendiendo a la zaga chilena y el gol del Kun Agüero a los 12 minutos del primer tiempo. Más adelante la selección argentina aumentó el marcador con un gol de Paulo Dybala en el minuto 22. El tanto chileno lo convirtió el volante Arturo Vidal a los 59 minutos, tras un lanzamiento penal que venció al portero Armani, jugada cobrada tras la revisión del VAR por una falta a Charles Aránguiz en el límite del área.

El técnico Reinaldo Rueda realizó un cambio en la formación jugando con 3-5-2, partiendo con Gabriel Arias al arco, Gary Medel abierto por derecha, Gonzalo Jara centralizado y Paulo Díaz por izquierda, cerrando la línea de tres defensores. En recuperación estuvo el antofagastino Erick Pulgar, acompañado por Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Arturo Vidal y Jean Beausejour en el medio campo, dejando en delantera a Alexis Sánchez junto a Eduardo Vargas.

Chile también sufrió por las lesiones con la temprana salida de Alexis Sánchez a los 17 minutos, determinando el ingreso de Junior Fernández al terreno de juego. También Gonzalo Jara debió salir del campo de juego a los 50 minutos, quien fue reemplazado por Guillermo Maripán. Punto aparte fue Arturo Vidal que jugó durante todo el encuentro con un esguince sufrido en el partido anterior frente a Perú en su tobillo izquierdo, situación que quedó en evidencia con una cojera persistente del jugador con el pasar de los minutos.

Uno de los personajes más criticados fue el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar, quien demostró en varios pasajes del cotejo una falta de control del juego. Además, no cobró faltas claras para ambos equipos. Un resumen del arbitraje en latinoamérica, el que ha demostrado estar bastante atrasado con el nivel europeo, a lo que se suma la falta de preparación para el uso del VAR.

Finalmente terminó la participación de la selección chilena, que buscaba conseguir un histórico tricampeonato, pero tras duros encuentros con Perú y Argentina quedó en un cuarto lugar. Reinaldo Rueda tuvo su primer reto a cargo del equipo y tendrá que realizar una importante evaluación de cara a lo que viene en el futuro. Por otra parte, suena fuerte el retiro del mundialista y bicampeón de Copa América, Jean Beausejour, quien habría jugado su último partido con la camiseta de La Roja. El próximo reto será la clasificatoria que comenzará el próximo año para el próximo mundial en Qatar, en la que se espera una renovación de nombres para el equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here