Durante la jornada de este viernes 20 de diciembre, a pocas horas de asumir el nuevo General de zona de Carabineros, Rodrigo Medina Silva, Antofagasta vivió una dura jornada de represión policial, como ha sido la tónica desde que comenzó el estallido social en nuestra región el 19 de octubre.

De esta manera, se confirma la mano represora del nuevo encargado de las fuerzas policiales, quien llega desde el Bío Bío, en donde ha sido protagonista de varias polémicas.

Cabe recordar que a fines de noviembre la Contraloría General de la República anunció un sumario en contra de la policía uniformada debido al uso de parches con apodos y el ocultamiento de identidad por parte de numerosos funcionarios, lo que fue documentado en varias fotografías.

En la oportunidad, el General Rodrigo Medina le bajó el perfil a las denuncias y justificó el uso de apodos debido a supuestas amenazas en contra de algunos policías, lo que habría sido «denunciado a la Fiscalía».

Asimismo, afirmó que esto era «una forma de reacción» de los funcionarios, asegurando que «solamente el carabinero sabe por qué reaccionó de esa forma», confirmando además que no se inició un sumario ni se analizaron eventuales sanciones.

Represión en la capital regional

Durante las movilizaciones de este viernes 20 de diciembre en Antofagasta, Fuerzas Especiales de Carabineros intervinieron en el paseo Prat, lanzando agua con guanacos mientras avanzaba una protesta pacífica, sin importar la presencia de transeúntes y el comercio local.

Posteriormente, en el parque Brasil y en distintas calles del sector, se produjeron numerosas detenciones arbitrarias. Es el caso de una integrante de la Coordinadora No Más AFP, quien fue aprehendida sin justificación mientras se manifestaba con su hija menor de edad, quien quedó sola en el lugar y fue empujada por Carabineros mientras se llevaban a su madre.

También se reportaron detenciones de varios menores de edad, golpizas, amenazas y amedrentamientos, así como agresiones a la prensa independiente, resultando un comunicador golpeado en calle 21 de Mayo, mientras que un reportero de Regionalista.cl recibió el impacto de un objeto contundente lanzado por Carabineros en el mismo sector.

En horas de la noche, alrededor de las 23:00 horas, Carabineros ingresó a la población Miramar, lanzando bombas lacrimógenas, gaseando las calles con el zorrillo y usando el guanaco que provocó distintos cortes de luz por el contacto del agua con los cables. Los enfrentamientos se prolongaron por largos minutos.

Cabe recordar que en los últimos días ha habido decenas de civiles heridos producto de la acción policial en Antofagasta, situación que no ha sido comentaba por el Intendente Edgar Blanco (RN), la Gobernadora Katherine López (UDI) o la misma institución policial, a pesar de la gravedad de algunas de las lesiones sufridas. Uno de los sectores más afectados por la arremetida de Carabineros ha sido la población Miramar, en donde incluso se instaló un Comité de auxilio por parte de la Comisión de Emergencia y Resguardo.

También te podría interesar…

Los polémicos dichos del nuevo General de zona de Carabineros sobre uniformados que ocultan su identidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here