Por Guillermo Pizarro Sippa #ElFrancopensador

Luego del viaje oficial a China del presidente de Chile, Sebastián Piñera, se reveló que junto al mandatario viajaron también en el avión presidencial de la FACH, Cristóbal y Sebastián, sus hijos, ambos empresarios del rubro de la tecnología. Y además participaron de los encuentros oficiales de Estado con empresarios asiáticos.

Esta situación surrealista ha abierto muchas críticas, acusando al mandatario a causa del nepotismo, repercutiendo en sus estadísticas de popularidad e incluso en su agenda.

Por si no lo saben… Nepotismo… «es el trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos».

En este caso el viaje a China es un típico caso de nepotismo y no sólo eso, también de negligencia e irresponsabilidad del cargo de Presidente de la República, en un Gobierno que se ha caracterizado por tener en cargos públicos importantes y en ayudar a saltarse pasos para ganar licitaciones y negocios millonarios a hermanos, esposa, hijos, primos, amigos y socios del mandatario.

La cosa es que cuando llegó a Chile, Piñera no reconoció la situación directamente como un error, le bajó el perfil y a mi juicio, lo peor de todo, mintió a los medios y a la comunidad.

Como la situación se fue de sus manos, ante el volumen de las críticas, «anunció inmediatamente la creación de un protocolo que prohíbe que los familiares directos de un presidente participen de actividades oficiales del Estado durante una gira internacional.

Pero bueno, lejos de acabarse la polémica, tras la creación del protocolo, con el pasar de los días se han conocido otras situaciones respecto al viaje que han ido dándole más color a la cosa.

Voy a nombrar 3 solamente… por ahora:

1) LA EDAD Y LA CONDICIÓN FÍSICA DEL MANDATARIO: El día 6 de mayo trascendió que el presidente Piñera canceló una importante gira por Europa tras las críticas por su viaje a China, pero el Gobierno nunca confirmó las razones verdaderas de la cancelación. Algunos piensan que fue por motivos de salud y condición física, ya que Piñera es viejo… 69 años no es un edad precisamente activa y juvenil. De hecho debería estar jubilado.

2) LAS MENTIRAS DEL CLAN PIÑERA: Ante las críticas, Cristóbal Piñera se defendió diciendo que su viaje no había tenido ningún costo para el Estado de Chile, afirmando que él se había pagado con sus propios medios los gastos. Al poco tiempo la Fuerza Aérea emitió un comunicado a través del Jefe de Estado Mayor, Roberto Avendaño Veloso, indicando que el avión presidencial no cobra a sus pasajeros, por lo que Cristóbal y Sebastián viajaron gratis en la nave, que es pagada con nuestros impuestos. O sea acá tanto Piñera cómo sus hijos mintieron sin arrugarse a todos los chilenos.

3) NEPOTISMO DESCARADO: Una empresa ligada al hijo del presidente de Chile se adjudica múltiples contratos estatales. El medio online Interferencia dio a conocer que Cristóbal viajó en el avión presidencial junto a José Tomás Daire, su socio empresarial, y reveló que la compañía que ambos fundaron se ha adjudicado 360.000 dólares a través de contratos con el Estado desde que Sebastián Piñera es presidente.

La pregunta de muchos es ¿por qué no se invitó para ir a hacer negocios a China, a ningún chileno común, ni un empresario pequeño? Para muchos, ellos tienen más méritos y derechos que los hijos de Piñera, cuyo único mérito es que tienen plata y una enorme cantidad de contactos gracias a su privilegiada condición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here