El deportista que dirigió clases de defensa personal en Cormudep Calama, destaca por haber luchado el 2017 en el Mundial de Japón. Uno de sus objetivos, si la situación sanitaria así lo permite, es volver a disputar dicho certamen el año 2022.

Una gran alegría entregó el pasado fin de semana el karateka chuquicamatino José Riveros, quien derrotó a Sebastián Medina en el reconocido evento “Noche de Titanes» donde se realizan varias peleas pactadas, frecuentemente en Kickboxing, y que en esta oportunidad también tuvo un espacio para el karate.

El deportista loíno, que dirigió clases de defensa personal en Cormudep Calama durante el 2020, se destacó por haber luchado el 2017 en el Mundial de Japón, certamen al que quiere regresar el año 2022, si la situación de pandemia mundial así lo permite.

A continuación compartimos la conversación con el destacado deportista:

¿Qué nos puede contar del evento donde luchó contra Sebastián Medina?

No es un torneo como tal, si no que son varias peleas pactadas que se hacen frecuentemente en Kickboxing, llamada “Noche de Titanes», y en esta versión fue para los nuevos talentos. En este caso, y gracias a las gestiones de nuestro Director nacional Víctor Collao, se nos abrió esta oportunidad para mostrar nuestro Karate y poder realizar una pelea pactada con este competidor de Santiago.

¿Cómo fue el protocolo Covid y qué importancia le da a su triunfo?

Este evento se transmitió Online y las entradas se conseguían por punto ticket. A todos los competidores se nos consiguió un permiso colectivo y nos tuvimos que realizar el PCR un día antes de viajar para poder participar. Esta pelea pactada era muy importante para nosotros, ya que gracias a esto, y a lo prestigioso del evento nacional que abarca peleas de Boxeo, Kickboxing y ahora Karate, ahora se realizarán más cosas con nuestra organización.

¿Cómo se sintió en esta pelea? ¿Es la primera en la que participa durante la pandemia?

Bueno, debido a todo lo que ha pasado, desde el 2019 que no competía. Me sentí muy nervioso, ya que el escenario era muy bonito y era en un ring, nunca antes había peleado en un ring. Mi contrincante lo conocía y sabía que tenía mucho potencial. Cuando uno es instructor, comúnmente es más difícil competir, ya que no sólo uno necesita tiempo para prepararse, sino para enseñar y también combinarlo con nuestros trabajos. Pero siento que no tenía que acostumbrarme a estar solo enseñando y salir de mi zona de confort y seguir intentándolo.

Y ahora José, ¿aumenta el «hambre» de seguir compitiendo luego de un gran triunfo como el que obtuvo?

Sí, por supuesto, realmente no sé hasta cuando competiré, pero las ganas de seguir avanzando lo más que pueda aún están. Mi objetivo es poder una vez más clasificar a Japón 2022 (si es que todo se normaliza a esa fecha) y hacerlo mejor que la última vez.

¿Qué sabía de su contrincante y cuál cree que fue la clave de su triunfo?

Sabía que era un luchador de mucho potencial, ya que también, aparte de Karate, es luchador de Kickboxing. Le favorecía su estatura también. Creo que su falta de experiencia en combates de Karate fue lo que aproveché a mi favor, ya que las reglas del Kickboxing y las de Karate no son iguales.

¿Tiene algún desafío próximo que nos pueda comentar profesor?

Aún nada concreto, hay que ver como avanza todo, estamos en conversaciones con el director nacional para  pactar unos combates entre Calama y Antofagasta, pero hay que esperar como avanza todo, ya que se ve difícil hacer campeonatos este año también. Los combates pactados parecen una buena opción.

¿Y algún objetivo que quizás tenga pensando para potenciar el karate de Calama?

Uno de los objetivos que tengo como representante de Karate en Calama es mantener a mi equipo activo y dar a conocer el Karate a más personas en la ciudad, y poder hacer un club deportivo para futuros proyectos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here