La deportista de 13 años que ha ganado más de 30 torneos regionales y nacionales participará este martes 25 de mayo de un “Round Robin”, en Santiago, donde se definirán los dos cupos que representarán al país en el Sudamericano que se disputará en Asunción, Paraguay, en el mes de junio.

Ampliamente conocido es el nombre de Josefina Koslowsky Mercado, joven tenista loína de 13 años que podría representar a nuestro país en el Sudamericano de Asunción, Paraguay, el cual se disputará del 19 al 27 de junio próximo.

La deportista nacida en Antofagasta y criada desde los 6 meses en Calama, fue invitada junto a otras 7 tenistas nacionales a un clasificatorio modalidad “Round Robin” que se jugará este martes 25 y miércoles 26 de junio en Santiago, donde se seleccionará a los cupos 2 y 3 del equipo de Chile (tanto en damas como varones).

Sobre esta importante oportunidad, su padre, Sascha Koslowsky, destacó la felicidad que siente su hija por la invitación y habló sobre las expectativas con las que llega a disputar un cupo en el Sudamericano.

“Josefina llega con mucha alegría de participar en este tipo de torneos de alto nivel nacional. Sus expectativas son ganar experiencia y dar lo mejor de sí. Es su primer año en categoría 14 años, por lo que su enfoque es disfrutar y aprender con miras al próximo año”, reconoció Sascha, que igualmente está consciente de las dificultades de practicar tenis en la comuna loína.

“Uno de los mayores problemas de practicar este deporte es la falta de infraestructura; pocos jóvenes que practican este deporte; existe demasiado centralismo en los torneos, pues todos los grandes torneos se hacen en Santiago. Existe mucho potencial en el norte, sol todo el año, la altura, entre otras, sin embargo, no hay clubes que tengan escuelas de tenis con categoría de alto rendimiento y eso obliga a los talentos a migrar hacia Santiago y jugar por esa ciudad”, detalló.

“Otro impedimento es conciliar el tema de estudios, pues este deporte implica dedicar muchas horas para entrenar, prepararse y viajar a Santiago u otros países a los torneos. Es un camino de muchos sacrificios para los deportistas”, añadió.

El padre de Josefina también recalcó que uno de los sueños de Josefina es representar a Chile y dejar bien puesto a Calama como una ciudad con muchas ventajas para el deporte de alto rendimiento.

“Por lo mismo, ha estado entrenando duro todos los días con grandes tenistas locales como Jhoel Quiñones, quien en febrero viajó becado a la Universidad de Ottawa en Kansas en Estado Unidos con todo pagado e incorporándose al equipo de la Universidad. Actualmente entrena con Nelson Mamani, Sebastian Defilippis, otro gran tenista local becado por la Universidad Católica, y con el destacado tenista Sergio Díaz Ramos, quien es su entrenador técnico y quien supervisa además su preparación física en conjunto con la kinesióloga Elba Madariaga y los preparadores físicos. Su profesor de tenis desde hace 5 años es Luis Roberto González, con vasta experiencia en formación de jóvenes en categoría avanzados, y su psicólogo deportivo es Jorge Casanga Cortes. Con eso, Josefina tiene un equipo excelente para poder seguir entrenando en Calama”, detalló Sascha.

Josefina juega tenis desde los 4 años, incursionó en hockey, pero finalmente se quedó con el deporte blanco, y su referente deportivo es la japonesa Naomi Osaka. A los 9 años empezó a participar en torneos regionales y nacionales, terminando como número 1 a nivel nacional en categoría de 10 años damas, y con un auspicio de la marca Wilson, lo que demuestra la calidad de la jugadora que recibió el premio «Héroes del Deporte» en 2018, y ha ganado más de 30 torneos regionales y nacionales.

En la temporada 2019/2020, Koslowsky estaba luchando por un cupo a los Sudamericanos, representando a Chile, cuando se suspendieron los torneos por la pandemia. Ahora, está preparándose para la temporada 2021/2022 en categoría de 14 años, gracias al trabajo que realiza en Calama con su staff de profesores, preparador físico, kinesiología y psicólogo deportivo; y con el constante respaldo de su colegio que siempre la ha apoyado para facilitar sus entrenamientos y viajes a torneos, terminando su año escolar pre-pandemia con un promedio de 6.8.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here