Iniciativa busca intervenir, recuperar y poner en valor un espacio público de esta emblemática y tradicional población antofagastina.

En pleno proceso de desarrollo creativo y de participación ciudadana se encuentran el proyecto “Arte Permanente, de Calidad e Impacto en el Barrio”, iniciativa de arte público liderada por el artista plástico Julio Sepúlveda y en el que participan también los artistas Camilo Barra (Zopa) y Miel Sepúlveda. La iniciativa tiene como objetivo intervenir un sector de la población Gran Vía a través de una obra artística permanente en mosaico cerámico, de gran envergadura y calidad para el goce y relevación paisajística del sector.

El proyecto, financiado por el Fondo de Interés Regional 2021, del Gobierno Regional de Antofagasta, pretende dar una nueva imagen ciudadana a este tradicional barrio antofagastino, estará emplazado en un muro de contención en plano inclinado ubicado en el Pasaje Rosita Renard de la Gran Vía -muro sur- y bajo la calzada que conduce al ingreso a las cocheras del Emblemático Edificio Curvo, de siete por cinco metros aproximadamente, cuya propuesta artística se basaría en el patrimonio cultural ancestral de la región, pero con una interpretación contemporánea.

Para el artista Julio Sepúlveda, director de este proyecto, los aspectos más importantes de esta iniciativa dicen relación con poner en valor y engalanar este espacio público, a través de una obra de arte, a escala y a la medida del lugar y del barrio, que aumente nuestros bienes patrimoniales artísticos y los de la ciudad.

El presidente de la Junta de Vecinos Agusto D´Halmar de la población Gran Vía, Elías Martínez, destacó que el lugar donde se emplazará la obra fue elegido por los propios pobladores, pensando en poner en valor un espacio público muy utilizado por los vecinos del sector.

“El espacio donde se emplazará la obra es uno de los de mayor proporción del barrio y que actualmente se encuentra muy desmejorado, y con enorme uso y acceso por parte de un gran número de vecinos. Se busca emplazar allí́ una obra de arte especialmente diseñada para el lugar, realizada en material inalterable, con una estética que reconozca la herencia formal y visual de nuestros pueblos originarios; que sea una interpretación actual, para consignar valor artístico creativo; que se la juegue por ofrecer valor simbólico de adhesión futura, representativo de lo propio”, agregó el dirigente.

Paralelamente, la iniciativa tiene una profunda base de participación de la ciudadanía, ya que son los pobladores/as los/as que habitan este territorio quienes conocen las demandas más sentidas de su comunidad en materia de infraestructura del sector. “Esta obra de arte público contempla talleres de capacitación y de guiado de la realización de las piezas de mosaico al grupo de pobladoras artesanas de la Gran Vía, quienes con compromiso y dedicación están participando de este hermoso proyecto”, señaló el artista.

Asimismo, Julio Sepúlveda destacó que la propuesta contempla además la realización de un documental que pretende registrar el proceso creativo, participativo y de desarrollo de la obra junto a los/as pobladores/as, trabajo que será registrado y realizado por el cineasta Francisco Álvarez.

Se espera que el barrio revierta un espacio actualmente poco atractivo, para que se transforme en un lugar agradable de ver y mostrar. El proyecto comenzó a ser ejecutado en diciembre de 2021 y espera su finalización para fines del mes de marzo de 2022.

Más información y detalles de este proyecto en las redes sociales de la Junta de Vecinos Agusto D´Halmar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here