La Unidad de Medio Ambiente del Consejo de Pueblos Atacameños realizó la instalación de pluviómetros en la Cuenca del Salar de Atacama y sectores Alto Andinos, como es el caso del Salar de Pujsa, Salar de Tara, Quebrada de Zapar, Salar Quisquiro, además una estación meteorológica en San Pedro de Atacama. Esta estuvo a cargo de los profesionales del CPA, tesistas, monitores y representantes ambientales pertenecientes a las diferentes comunidades de Atacama la Grande, además participó el presidente de la Asociación de Zapar, Guillermo Chinga.

Los pluviómetros registran la precipitación que cae en un lugar determinado de manera continua, pero la recolección de estos datos se realizará de forma trimestral en el lugar. La instalación de estos pluviómetros se realiza con la finalidad de ampliar el conocimiento de la precipitación, en la Cuenca del Salar de Atacama y la Alta Cordillera. Específicamente, para obtener información propia de la Puri (agua) y ecosistemas asociados, para contar con herramientas de protección ambiental en sectores importantes para la comunidad Lickanantay.

El encargado de la Unidad de Medio Ambiente, Francisco Mondaca, afirmó que «la importancia de haber instalado estos pluviómetros, recae en que podremos entender las recargas efectivas del agua por cada sector, cuál es la disponibilidad de agua que existe. Estas serán herramientas útiles ante diferentes amenazas como la minería y geotérmica. Además, serán complementos ante diferentes estudios que estamos proponiendo, principalmente sobre cambio climático y su afectación sobre los humedales alto andinos. Por ejemplo, en el sector de Quisquiro, se complementará con el levantamiento de información hidrogeológica que realizamos el año pasado».

El uso de la información servirá para realizar análisis y levantar estadísticas de las precipitaciones locales en los sitios ubicados y correlación con las otras estaciones de monitoreo meteorológico. Una vez que se obtenga un registro ampliado en el tiempo, es decir de dos a cuatro años, se podrá comprender la distribución espacial de las precipitaciones a escala regional, comprender el fenómeno del cambio climático en el territorio Lickanantay y contribuir con información relevante para la gestión de desastres naturales.

Loreto Valdivia, hidrogeología del CPA, señaló que «la instalación de estos pluviómetros permitirá una mejor comprensión de la distribución espacial de las precipitaciones y con ello mejorar las estimaciones de la recarga y balance hídrico de la cuenca, también aportará información local de la precipitación, que permitirá a las comunidades gestionar las actividades dentro de su territorio, en especial actividades que requieren saber cuánto llueve, como lo son el pastoreo y la agricultura. Esto es lo que precisamente busca la instalación en la Quebrada de Zapar, entregando información técnica a los agricultores del lugar».

Los datos estarán a disposición de las comunidades, lo cual ayudará a la agricultura y ganadería de la zona, ya que se conocerá el comportamiento en el tiempo de las precipitaciones en el desierto más árido del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here