La Unidad de Neurocirugía del Hospital Regional de Antofagasta se encuentra realizando una cirugía mínimamente invasiva y con altos niveles de éxito que permite a los pacientes adultos mayores con casos crónicos de osteoporosis, recuperar su movilidad y calidad de vida.
Según explica el Doctor Gustavo Soto, jefe del servicio de Neurocirugía del principal centro de salud de la región, anualmente se tratan más de 50 pacientes con casos crónicos de osteoporosis, de los cuales la mayoría son adultos mayores de 65 años. Es precisamente para estos casos específicos a quienes está dirigida la Cifoplastía. Esta cirugía mínimamente invasiva, consiste en intervenir al paciente con fracturas o lesiones derivadas de la osteoporosis.
“Los adultos mayores, y especialmente las mujeres, sufren de descalcificación de sus huesos, y cualquier esfuerzo, por mínimo que sea, puede ocasionarles lesiones o fracturas. Por esto, decidimos estudiar algunos casos para atender estas necesidades de la población y ayudarlos con sus problemas de movilidad. Desde el servicio de Neurocirugía nos capacitamos en la realización de esta cirugía que requiere de mucha experiencia. Elegimos a los pacientes que presenten más de 4 semanas de dolor crónico, pacientes con fracturas por osteoporosis con cifosis (curvatura exagerada en espalda), algunos incluso que también tengan problemas respiratorios, entre otros casos, y los analizamos como posibles candidatos a la cirugía con técnica de cifoplastía”, indicó Soto.
El especialista confirma además que esta operación de alta complejidad, podría costar alrededor de $10 millones de pesos en centros privados, tomando en cuenta que se requiere equipo de última tecnología y personal especializado para realizarla. “Nosotros, en el Hospital Regional de Antofagasta, somos el único centro de la macrozona norte del país que puede ejecutar este tipo de procedimientos quirúrgicos”, relató el neurocirujano Gustavo Soto.
Por otra parte, Soto asegura que, con la cifoplastía, los pacientes no requieren de un largo proceso de recuperación posoperatorio y en la mayoría de los casos la operación resulta exitosa y los pacientes se van a sus hogares el mismo día de la intervención, lo que significa una mejora en los tiempos de espera para resolución de casos y un período más corto para que los pacientes intervenidos recuperen su movilidad y calidad de vida sin los efectos dolorosos de las descalcificaciones.
Finalmente, el grupo de especialistas neurocirujanos del Hospital Regional de Antofagasta calculan que se podrían realizar cerca de 10 cirugías de este tipo anualmente, tomando en cuenta el riguroso proceso de seguimiento y selección de cada caso a operar, aunque no descartan aumentar el número de intervenciones, dependiendo del análisis clínico de cada paciente que sea candidato a recibir este tipo de tratamientos quirúrgicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here