El Seremi de Justicia y Derechos Humanos, Cristóbal Orellana, agradeció el apoyo unánime del concejo municipal de María Elena y su alcalde para concretar este acto de memoria.

Fabiola Mutarello, hija de Vitalio Mutarello Soza, valoró la decisión de nombrar a la biblioteca del liceo María Elena TP CH como “Presidente Obrero Vitalio Mutarello Soza”, en una decisión transversal de los concejales y el jefe comunal y que constituye un justo homenaje a la memoria de quien fuera detenido y desaparecido por la dictadura en nuestra región.

“Es muy importante rescatar las historias en las salitreras, esta es una de ellas, la de este hombre maravilloso que fue mi padre Vitalio Mutarello Soza, desaparecido en la oficinas de Pedro de Valdivia de la cual fue un dirigente importante y respetado por la comunidad. Era el presidente del sindicato industrial de Soquimich, desde 1970, y un activo militante socialista, hasta que la dictadura lo hace desaparecer por apoyar el gobierno de Salvador Allende en épocas de la Unidad Popular”, recordó Fabiola Mutarello.

En este contexto, es importante recordar que en 2022, la también tesorera de la Agrupación de Familiares y Amigos de Ejecutados Políticos y Detenidos Desaparecidos de Antofagasta (AFAEDA), y con el apoyo del SEREMI de Justicia y DDHH, Cristóbal Orellana, viajó hasta María Elena para solicitar al concejo y alcalde de dicha comuna, el mencionado nombramiento, con el propósito de poner en valor la memoria histórica de quien fue su padre.

Al respecto, el Secretario Regional Ministerial de Justicia de Antofagasta, Cristóbal Orellana, expresó que “para el Gobierno del Presidente Gabriel Boric Font, al conmemorarse 50 años del golpe de estado cívico militar, es muy importante lograr gestos de memoria y reparación que recompongan el alma nacional tras los terribles sucesos de la dictadura, especialmente si podemos reconocer póstumamente el nombre de Vitalio Mutarello, quien fue un importante dirigente pampino de SOQUIMICH, además de ser un precursor del Liceo cuya biblioteca llevará su nombre”.

“Agradecemos el gesto unánime del concejo municipal y su presidente, el acalde Omar Norambuena”, recalcó Orellana.

Vitalio Mutarello

Vitalio Orlando Mutarello Soza, casado y con 4 hijos, su último domicilio en la oficina Pedro de Valdivia lo registra en calle Los Castaños 276. Hasta el 12 de septiembre de 1973 se desempeñó como presidente del Sindicato Industrial de Obreros de la empresa SOQUIMICH, en la Oficina Salitrera de Pedro de Valdivia. A la fecha de su desaparición tenía 28 años. Fue militante activo del Partido Socialista de Chile, en el cual tuvo el cargo de presidente de las juventudes de la colectividad.

El dirigente se desempeñó en el cargo de presidente del sindicato desde el año 1970, hasta su desaparición forzada.

En el transcurso de su mandato, realizó diversas tareas sindicales, propias del cargo, representando a los trabajadores del campamento minero, llevando ante la empresa ambiciosos pliegos de peticiones acordados por el gremio, con la finalidad de materializar mejoras salariales y beneficios sociales. Por lo general, y por su forma de defender dichos acuerdos, obtenía grandes logros.

El Señor Jorge Tapia Guerrero, quien fuera el primer director del Liceo Industrial del Salitre de Pedro de Valdivia, envió a la familia del señor Mutarello Soza, una certificación de la gestión realizada por el desaparecido dirigente, en la cual confirma y agradece las labores sindicales que permitieron la implementación de la biblioteca en el mencionado establecimiento educacional, en el año 1972.

En dicha certificación menciona al primer presidente del Centro de Alumnos del establecimiento, don Carlos Quiroz, quien junto al CEAL solicitó al dirigente socialista la iniciativa de implementar un establecimiento industrial de estudios para la comunidad pedrina. Con ello, se evitaba que los estudiantes se trasladaran a diario a la vecina oficina de María Elena, siendo esta la única alternativa para cursar los estudios de enseñanza media.

Mutarello es recordado por el profesorado y la comunidad liceana de aquella época, como el gestor de dicho establecimiento y su biblioteca. La administración de la empresa se involucra a petición de los sindicatos ya adheridos a la nueva idea, la cual se hizo cargo de las herramientas y maquinarias para dar vida a este nuevo Liceo Industrial, que nace desde la necesidad de las familias en bien de las nuevas generaciones pampinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here