Sin duda que la llamada «ley antibarricadas» impulsada por el Gobierno de Piñera y que contó con el apoyo de diversos sectores de «oposición» tenía como objetivo criminalizar las protestas sociales y amedrentar a quienes se manifiestan desde que comenzó el estallido social en Chile.

Y ya son varias las personas que han sido imputadas bajo esta nueva normativa en todo el país, incluyendo la región de Antofagasta. Regionalista.cl conversó con Álvaro Ramos, joven trabajador de 30 años que denuncia haber sido detenido arbitrariamente en la capital regional y a quien sin ninguna prueba Carabineros acusa de agresiones, interrupción del tránsito y levantamiento de barricadas.

«Esto ocurrió el viernes 31 de enero, pasadas las 21:30 horas. Como muchas personas, yo participé en la marcha pacífica. Estábamos en Uribe con Avenida Argentina. Alguien había prendido una barricada como a las 21:00 horas. Los Carabineros llegaron y estaban haciendo encerronas. Por el pánico a Carabineros muchas personas corrieron. Yo me puse nervioso y me puse a correr y ahí me detuvieron. Yo no puse resistencia ni los agredí», cuenta Álvaro.

Si bien no sufrió mayor violencia física durante su detención, los problemas comenzaron una vez en la comisaría, cuando Carabineros comienza a hacer acusaciones falsas, algo a lo que la policía uniformada está habituada.

«Llegamos y un Carabinero le dice a otro: Pasa a todos estos cabros por desórdenes graves. Y también nos acusan de agresión a Carabineros, de levantar una barricada y de cortar el tránsito. Y todo eso es falso», relata.

El joven trabajador y las demás personas detenidas estuvieron más de 12 horas privadas de libertad, hasta tener una audiencia al día siguiente en la mañana.

«Los que caímos juntos éramos como 7 personas, pero después seguían llegando. Y nosotros fuimos los primeros formalizados por esta ley. Estuvimos desde las 21:30 hasta las 12:30 o 1 de la tarde del día siguiente, una vez que nos liberaron desde el tribunal cuando fuimos formalizados en una audiencia. Ahora estamos en espera de la citación para el juicio. Dieron 60 días de plazo de investigación», precisa.

Como medida cautelar le aplicaron la restricción de tránsito en el radio de Avenida Argentina de Antofagasta, incluyendo Prat y 21 de Mayo, entre las 22:00 horas y las 06:00 de la mañana y la prohibición de acercarse a un carabinero que ni siquiera conoce.

Durante la audiencia y como ha sido la tónica en el último tiempo, Carabineros no presentó ninguna prueba y solo sustentó sus acusaciones con un parte policial, hechos que según el testimonio son absolutamente falsos.

«Había personas que venían del trabajo y no alcanzaron a estar ni media hora en la movilización y se los llevaron detenidos. Al final, a cualquier persona la quiebran teniéndolas 12 horas en un lugar hediondo a caca y pichí y con los Carabineros tratándote mal. Ninguno de los que caímos detenidos en ese momento estábamos haciendo algo malo. Esto es para amedrentar, para acallarnos. Yo siempre he participado en movilizaciones pacíficas, luchando por lo que creo justo, incluso antes del estallido social», reflexiona el joven trabajador.

Álvaro considera que esta ley solo busca amedrentar a las personas que se manifiestan y recuerda que desde que comenzó el estallido social «solamente se han aprobado medidas represivas para el pueblo». El joven considera que los poderosos «están asustados y no quieren ceder, porque quieren mantener sus negociados y privilegios»

«Sigamos en la lucha. Si los perros ladran es porque estamos avanzando. Están comprando más implementos para reprimir al pueblo, porque están asustados. Hasta el momento no hemos logrado nada, pero conseguimos la unidad de las personas. Yo antes no conocía a mis vecinos, ahora nos saludamos todos y compartimos. Hay mucha gente que está luchando porque recibe una pensión mísera. Esto ha sido una revolución pingüina que se expandió mucho más. Y hay que seguir adelante con las movilizaciones», concluyó.

2 Comentarios

  1. No descansemos hasta que estos genocidas sean juzgados por la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad, no podemos permitir nuevamente en Chile impunidad con los Asesinos del pueblo. Hasta el momento estos son los Criminales que deben ser llevados a la justicia:

    presidente SEBASTIAN PIÑERA ;

    ministro de interior GONZALO BLUMEL ;

    ex ministro de interior ANDRES CHADWICK ;

    director de carabineros MARIO ROZAS ;

    general de carabineros jefe de la zona metropolitana ENRIQUE BASSALETTI ;

    comandante en jefe del ejército RICARDO MARTINEZ M ;

    ministro de defensa ALBERTO ESPINA ;

    ministro de justicia HERNAN LARRAIN ;

    ex intendenta de Santiago KARLA RUBILAR ;

    intendente actual FELIPE GUEVARA ;

    director de la pdi HECTOR ESPINOZA V;

    intendente de Valparaíso JORGE MARTINEZ ;

    siniestro asesor de piraña CRISTIAN LARROULET;

    subsecretario de interior JUAN FRANCISCO GALLI ;

    ex subsecretario R. UBILLA ;

  2. Disolver carabineros previa cárcel a todos sus asesinos y violadores de ddhh de esa abominable institución, esto es urgente para la paz social del país.

    GENERAL DIRECTOR DE CARABINEROS MARIO ROZAS PRINCIPAL RESPONSABLE DEL COBARDE GENOCIDIO EN CHILE, LA CORTE PENAL INTERNACIONAL TE ESPERA POR CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD

    MARIO ROZAS Y ENRIQUE BASSALETTI TENGAMOS PRESENTE QUE ESTOS GENOCIDAS DEBEN SER JUZGADOS POR CRIMENES DE LESA HUMANIDAD EN LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

    EL CARNICERO DE PLAZA ITALIA, TENIENTE CORONEL ANDRÉS GRAVES QUIROZ, ES UNO DE LOS AGENTES DEL ESTADO QUE DISPARA DIRECTAMENTE AL ROSTRO DE MANIFESTANTES EN LAS MOVILIZACIONES SOCIALES.

    Estos abogados se negaron a prohibir el uso de balines, Juan Cristóbal Mera, Tomás Gray y el abogado (i) Matías Mori ,no olvidemos sus nombres

    Crímenes de lesa humanidad: Art. 1º de ley 20.357:

    (1) que los delitos formen parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil; y

    (2) que ese ataque responda a una política del Estado o de sus agentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here