Indignación ha generado en la ciudadanía el nuevo golpe a los bolsillos que significará el cambio de los actuales medidores de luz por nuevos aparatos llamados inteligentes. El costo lo tendrán que asumir, una vez más, los usuarios. Una ley aprobada en enero de 2018 pavimentó el camino para esta decisión.

Regionalista.cl conversó con Máximo Pacheco, ex ministro de Energía del gobierno de Michelle Bachelet, quien tuvo duras palabras para referirse a este episodio, acusando que se trata de un verdadero «golazo» contra el Estado.

Aquí la breve conversación que sostuvimos con el ex secretario de Estado:

¿A qué se refiere cuando dice que la ley que permitió el cobro por el cambio a medidores inteligentes fue un golazo al Estado y a otras instituciones?

Todos sabemos que el sector de energía es un sector donde en el gobierno de Michelle Bachelet se trajo competencia a la generación, empezó a haber competencia en las licitaciones, bajaron los precios. Luego, ley de transmisión, que generó competencia y ayudó a bajar las cuentas. Pero el caso de la distribución eléctrica es el caso de un monopolio que se comporta como tal, por lo tanto no hay competencia.

Y ahora ocurre lo de los medidores…

Aquí hay una política pública aberrante, que ha producido profundo daño a la ciudadanía. Porque el Estado le identificó a las empresas de distribución un proyecto por 1.000 millones de dólares en medidores eléctricos. Luego le dijo: «Esto tiene que ser obligatorio para todos los hogares chilenos». Y finalmente, por sistema tarifario, le garantiza una rentabilidad a esta inversión, para una empresa modelo, de 10% al año. Pero una empresa modelo está llena de supuestos y el cálculo habla de una empresa modelo, no de una empresa real. Para una empresa real esta es una inversión con una rentabilidad que se estima en un 15% al año. Una rentabilidad de un 15% al año en un sector regulado es una cosa que no existe en ninguna parte del mundo. En todas partes es un 5 o 6% al año. Entonces es un golazo. Es un golazo al Estado de Chile. Porque todos sabemos que lo más importante es que el Estado represente al bien común y no se deje capturar por intereses comerciales ni por los intereses corporativos.

¿Y acá hubo lobby y presiones de esas empresas?

Sin duda. Esto no lo digo yo. Yo leí una entrevista que le hicieron hace un par de meses a la actual subsecretaria de telecomunicaciones del gobierno de Piñera. Y le preguntaron por qué en Chile todavía no teníamos 5G. Y ella dijo: «Por culpa del lobby feroz». Estos sectores regulados son sectores que el Estado tiene que administrar con mucha independencia y estar siempre muy atento a no dejarse capturar por los intereses comerciales de las empresas reguladas.

Respecto a la licitación que permitió bajar las tarifas eléctricas en su momento y la ley de equidad tarifaria, ¿estamos ante un retroceso?

Yo creo que lo que hay como país es que nosotros tenemos la obligación de seguir avanzando. Esta reducción en las cuentas de la luz se consiguió en parte importante porque el Estado hizo la pega. ¿Qué pega hizo el Estado? El Estado hizo la pega de asegurar que iba a haber competencia en los mercados. Impulsar la competencia en los mercados. Ahora la gran tarea pendiente que tenemos que enfrentar como país es que lo antes posible entre al parlamento una ley de distribución eléctrica, que termine con el monopolio de las distribuidoras y traiga competencia. Y que termine este monopolio que genera estos abusos frente a los cuales obviamente la gente se indigna. Y yo le puedo asegurar que cuando haya competencia esto va a ser lo mismo que los teléfonos celulares que ahora hasta los regalan. Entonces, los medidores inteligentes los van a regalar. Porque efectivamente las empresas comienzan a competir y comienzan a buscar formas de atraer nuevos clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here