Foto: noticiasucn.cl

Según informa el diario La Tercera, el ex arzobispo de Antofagasta, Pablo Lizama, declarará en los próximos días como imputado en una de las aristas de la investigación por el fraude en Carabineros que lleva adelante el Ministerio Público.

Lo anterior, luego de que Contraloría emitiera el informe de auditoría, el que daba cuenta de pagos improcedentes por la suma de $ 196 millones por concepto de reliquidación de pensiones de retiro y de montepíos.

Allí surgió un elemento que llamó la atención del equipo investigador de la malversación en la institución uniformada: más de 300 personas reciben dobles pensiones. De dicho total, se tomó una muestra de 10 beneficiarios y se determinó que estos obtienen jubilación de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) y de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena).

Según se consigna en un párrafo del informe de Contraloría, el cual se derivó al fiscal Eugenio Campos, “conforme a la información contenida en Siaper (Sistema de Información y Control de Personal de la Administración del Estado), se advirtió que 10 personas eran beneficiarias de pensiones tanto de Dipreca como de Capredena, por haber ejercido funciones en Carabineros de Chile y en otra institución de las Fuerzas Armadas”.

Entre las personas que se identificaron en este listado con «dobles pensiones» figura Pablo Lizama Riquelme, obispo castrense (entre 1994 y 2004) y arzobispo de Antofagasta (entre 2004 y 2017).

Según los antecedentes que Contraloría anexó al informe de auditoría, el arzobispo emérito de Antofagasta obtiene una pensión como coronel de Carabineros por $ 1,9 millones y como general de brigada del Ejército por $ 2,2 millones. Además recibe una jubilación como profesor en Carabineros por $ 486 mil. En total, percibe $ 4,9 millones mensuales.

Con estos antecedentes, la semana pasada la fiscalía citó como testigo al sacerdote Lizama para que declarara en el caso. Sin embargo, el Ministerio Público decidió llamarlo nuevamente para esta semana, pero ahora en calidad de imputado, para que así pueda concurrir en compañía de un abogado defensor.

Leonardo Soto, el diputado PS que presidió la comisión investigadora de las pensiones en Capredena, manifestó que “hay un error gravísimo en el cálculo de estas pensiones del arzobispo emérito, lo que generó que recibiera dos pensiones por los años de servicio. La fiscalía y la Contraloría deberán investigar a fondo si hubo negligencias o si hubo dolo en esto. Pediremos en la Cámara al ente contralor que haga una revisión completa y que no solo se haga una muestra para saber qué más hay detrás de esto”.

El diario La Tercera intentó obtener la versión de Pablo Lizama. Sin embargo, no fue posible obtener una respuesta.

La muestra de 10 personas que reciben dobles pensiones por Dipreca y Capredena llamó la atención de los investigadores del fraude, dado que si se revisaba caso a caso esta lista podría crecer. Es por ello que el fiscal Eugenio Campos ya ofició a la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas para recolectar más información.

Lo que investiga el Ministerio Público es que hay personas a las que se les sumaron los años de servicio en las dos cajas, pagándose dos veces. Esto, según la tesis de la fiscalía, no corresponde, pues deben sumarse los años, sacar un total, y pagar solo una jubilación.

Además de Lizama, la fiscalía también citó a declarar a un general (R) de la Fuerza Aérea que recibe pensión de Dipreca y Capredena, como general en esta última y en su calidad de profesor en la caja previsional de Carabineros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here