Entre los chilenos más billonarios, según la revista Forbes, está Piñera -con US$2.800millones-, quien se vería tocado por este impuesto que podría beneficiar a miles de familias. El diputado Esteban Velásquez cree que “sin duda buscará que ningún marco regulatorio afecte a su fortuna personal”.

La noche de este lunes fue proyectada la palabra «Hambre» en el edificio Telefónica en Snatiago. Esa misma mañana hubo protestas en la comuna de El Bosque por falta de alimentos. Al día siguiente, un grupo de diputados de oposición impulsó un proyecto de acuerdo para que el presidente Piñera presente un proyecto de ley que establezca un impuesto patrimonial de un 2,5% a las personas y grupos más ricos del país.

Lo anterior, con el objetivo de crear una Renta Básica de Emergencia que ayude a más de 4 millones de personas, trabajadores formales e informales, con $420.000 pesos aproximadamente por seis meses. Ingreso mayor al sueldo mínimo garantizado y a los bonos COVID entregados a una parte de la población o a los presupuestos para canastas familiares financiadas por el Gobierno.

Desde la llegada del Coronavirus a Chile han aumentado significativamente las desvinculaciones de personal. Solo entre marzo y abril hubo 537.634 despidos, sin considerar las personas que trabajan informalmente o “al día”, quienes no tienen ningún tipo de resguardo ante la crisis económica y la falta de alimentos por la extensión de la cuarentena.

¿Quienes son los súper ricos?

Según el Ranking de Riquezas de Grupos Económicos del Centro de Estudios en Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo, los tres grupos más millonarios de Chile, considerando el nivel bursátil, son:

1.- Solari con $7.770.657.567,81

2.- Luksic con $6.929.002.193,42

3.- Ponce Lerou con $4.326.258.780,71

También están los datos del Ranking Forbes, informe internacional que muestra las mayores fortunas del mundo. En esta medición los chilenos que aparecen en los puestos más altos son:

1.- Iris Fontaba – Grupo Luksic con US$15.400 millones

2.- Julio Ponce Lerou con US$3.800 millones

3.- Horst Paulmann con US$3.000 millones

4.- Sebastián Piñera con US$2.800 millones

5.- Roberto Angelini con US$2.200 millones

¿Qué se necesita para que el proyecto sea Ley?

-Se necesita voluntad política. Al ser iniciativa exclusiva del Presidente, el Gobierno es quien debe presentar el proyecto de ley.

-Debe ingresar a la Cámara de Diputados para comenzar su trámite y contar con el apoyo mayoritario de los parlamentarios para ser Ley.

Diputados

Regionalista.cl los diputados Esteban Velásquez (FRVS) y Catalina Perez (RD) para conocer su opinión sobre esta iniciativa legal.

El diputado Velásquez considera que los bonos y canastas familiares “son aportes paliativos que ayudan por algunos días, para el momento”, recalcando que se requieren políticas de largo plazo “que lleguen al fondo del problema, que permitan mejorar sus rentas y trabajos formales”.

Por su parte la diputada Pérez enfatiza que “con canastas y bonos no se va a solucionar el hambre de nuestras vecinas y  vecinos” y califica estas medidas como “insuficientes y equivocadas”, resaltando que “hemos dicho hasta el cansancio que hay que proveer de un ingreso permanente a las familias, que les dé certezas, active el comercio local y permita administrar sus propias necesidades”.

“No se puede vivir con una canasta familiar o $65 mil en un mes y no podemos pedirle a las familias que se queden en casa si no tienen para comer. La única forma de que se respete la cuarentena es garantizando un ingreso digno”, afirma Catalina Pérez.

Piñera tendría que pagar impuesto por su fortuna

“Es muy probable que el Gobierno y el oficialismo no apoyen esta iniciativa, porque le toca el bolsillo a sus amigos empresarios y al mismo Presidente”, dice Catalina Pérez

“Así es el estilo de vida del Presidente, quien entre comillas y lo digo de buena manera, ha sido tramposo en su vida. No lo digo yo, lo dice Carlos Peña, académico rector de la Universidad Diego Portales, que lo conoce muy bien. Personalmente no espero nada del Presidente y no me extraña que siempre tienda a influir desde su alta magistratura para que eventualmente cualquier ley que se proponga y se apruebe mañana le favorezca”, indicó Esteban Velásquez.

Convencer a otros parlamentarios

El proyecto cuanta con el apoyo de diversos parlamentarios de partidos de oposición, pero el objetivo es sumar más apoyos. “Hablaremos con quienes no están convencidos para poder explicarles la importancia de esta iniciativa”, indica Catalina Pérez.

Por su parte Esteban Velásquez comenta que “cualquier impuesto o ejercicio tributario que toque las grandes empresas o súper ricos, espero que tenga respaldo de ambas cámaras”. Pero agrega que “el parlamento va a respaldar, en algunos casos, solo si hay presión social”.

“Somos un país tremendamente desigual que concentra las riquezas en muy pocas familias, a costa de miles de trabajadores. Ya es tiempo de ceder un poco de esos privilegios”, finaliza Pérez.

1 Comentario

  1. Leemos: «El Presidente ha sido tramposo en su vida». Hay que agregar: «y profundamente inmoral». No solo él. Absolutamente toda persona rica, en todo tiempo y lugar, no podría tener lo que tiene sin hacer trampas, sin ser inmoral. Ninguna persona, realizando individual y honestamente un trabajo, puede llegar a acumular tanto dinero. Se dirá que esto no así, primero, porque existe el talento, la inteligencia, el mérito personal, y segundo, porque el capitalismo permite enriquecerse. Para empezar, hablar de talento y de mérito individual como si fueran frutos solo de la voluntad, de lo libremente elegido por la persona, significa que no se ha entendido nada 1° ni acerca de la constitución biológica y psicológica de la persona ni, 2°, acerca de la influencia decisiva de su entorno. Todo eso constituye una serie de determinismos que hacen que la idea de mérito personal individual, consecuencia exclusiva de lo libremente elegido por la persona, sea absurda y vacía. Luego, en cuanto a que el capitalismo permite enriquecerse: precisamente esta nefasta ideología económica y política, cáncer de la humanidad actual, es profundamente inmoral por no considerar lo esencial, a saber, que el hombre, su bienestar, su búsqueda de felicidad, es una finalidad en sí a la cual todo debe estar subordinado. En cambio, para el capitalista, el hombre es un robot más, solo un medio y no una finalidad en sí, válido en la medida en que le permitirle aumentar su capital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here