Nelly Siede Lastra es directora de la Escuela libre Ckontatur de Antofagasta, un establecimiento que promueve la educación no formal, a través del uso de la metodología Lefebre Lever. En conversación con Regionalista, la cofundadora del establecimiento explicó que no se adscriben a la metodología del Ministerio de Educación, pero sí utilizan el currículum del Mineduc.

Cabe señalar que la ley general de educación cita textualmente que en Chile existen tres formas o modalidades de educación. La más conocida es la educación formal y que corresponde a todos los establecimientos reconocidos por el Ministerio de Educación y que trabajan la metodología Mineduc.

Pero también existe la educación no formal, que corresponde a espacios educativos que no son reconocidos por el Ministerio de Educación, que no trabajan la metodología Mineduc, pues tienen otros tipos de metología y de pedagogías, en espacios físicos acondicionados para estos quehaceres, bajos sus propios lineamientos, filosofías y visiones de la educación.

Por otro lado, también existe una tercera modalidad que es la educación informal, más conocida como el homeschooling.

«Tanto la educación no formal como la informal se acogen al decreto exento 2.272 y que es la validación de estudios mediante exámenes libres. Es aquí donde nosotros podemos validar el año que hemos cursado, a través de la aplicación de estos exámenes que se dan una vez al año», explicó Nelly Siede.

La idea de la educación no formal es plantear otro concepto de la educación. Lo formal está basado más bien en la competencia, los logros y a veces se pierde el trabajo colaborativo y la promoción de otros valores…

No tan solo eso del trabajo más colaborativo y dejar de lado la competencia, si no que también es plantearnos una visión de educación mucho más amplia. Hoy día se plantea esto de que tenemos que enseñar a los niños y niñas y caemos un poco en el adoctrinamiento, donde los niños y niñas repiten ideas. Entonces, ¿qué propone Ckontatur? Que nosotros no enseñamos a los niños y niñas, si no que más bien acompañamos este proceso. Los niños y las niñas ya vienen con todas las cosas bien claritas y nosotros ¿qué tenemos que hacer?: Acompañarlos.

¿Más bien un proceso de mediación?

Por eso que no nos llamamos profesores, somos mediadores. Porque vamos mediando en este proceso. La idea es que los niños y las niñas puedan proponer y puedan salir de esto de repetir, que puedan desarrollar un pensamiento firme y claro, pero a la vez noble y equilibrado. Queremos desarrollar la voluntad de actuar no para llegar primero, si no saber llegar. Y no volvernos repetidores de ideas que nos ha hecho tan mal en esta visión que tratamos de seguir repitiendo, en un modelo educativo que es muy antiguo y está visto desde el adultocentrismo. Donde insistimos que los niños y las niñas no se muevan en las clases, que nos escuchen a los adultos. Sin embargo, los niños y niñas tienen mucho que decir. Los niños y las niñas aprenden mucho desde los juegos, desde el hacer, desde el experimentar, desde el asombro.

¿Cuales han sido los principales desafíos que han tenido que enfrentar para desarrollar su proyecto?

Dentro de las principales dificultades, podría decir que ha sido todo un trabajo, primero, el de educar e informar a la comunidad. Como seres humanos tenemos mucho miedo a los cambios. Y también estamos muy pendientes de lo que van a decir: «¿Pero cómo? Eso es una locura». Es como que se ve muy hippie. Pero es por desconocimiento. No se conoce cómo funciona nuestro espacio educativo.

Y la otra gran dificultad o desafío que hemos tenido es que se desconoce a nivel de autoridades locales. No se conoce y no hay voluntad de conocerlo y a través del tiempo ha sido un trabajo grande el que hemos tenido que ir gestando para que podamos avanzar en que no se vulneren los derechos de los niños y las niñas en la aplicación de los exámenes libres. O para que se trabaje en base al decreto y a los ordinarios que han surgido a través del tiempo y que en realidad o sé si nuestras autoridades los desconocen, no sé si no hay voluntad de trabajar en base a eso.

Una complejidad que han tenido tiene que ver con lo ocurrido después del estallido social y ahora también por la pandemia…

Exacto. El año pasado tuvimos que ir a rendir el examen sí o sí, porque no hubo otras alternativas. Y tuvimos que ir a rendir al establecimiento evaluador casi pasando por encima de las barricadas. Como adultos y adultas eso seguramente no conlleva ninguna dificultad. Sin embargo, imagínate a los niños y las niñas que van a rendir una prueba, son niños, son impresionables y tenemos que resguardar esa infancia. Y no está esa voluntad. Todavía miramos todo como adultos y no pensamos en ellos. Y ahora en pandemia, está todo suspendido, todas las clases presenciales suspendidas. Sin embargo, se nos ofrece ir a rendir un examen presencial. Y ahí no hay igualdad de derechos para todos los niños y las niñas.

¿Como es la relación con la comunidad educativa, con los padres y apoderados del establecimiento?

Es una relación muy basada en la cocrianza. Las familias están en general muy comprometidas con este acompañamiento en el proceso de educación de los niños y niñas. Se participa activamente. Son entes que proponen también. Forman parte de las decisiones que se toman en la escuela. Por ejemplo, sin ir más lejos, para esta situación que se nos presenta ahora, nosotros como espacio educativo no impusimos las clases online, no impusimos la cantidad de horas del aula virtual, si no que más bien la tomamos con un consenso con cada grupo de la totalidad de las familias. La idea es que los niños y niñas aprendan y que aprendan contentos. Es una relación muy desde la cocrianza y desde el acompañamiento a los niños y niñas.

¿Qué invitación haría a la comunidad de Antofagasta?

Yo invitaría a la comunidad a conocernos, a que se informen sobre la educación no formal. La voluntad de acompañar en este proceso de conocer siempre ha estado. Como escuela estamos ofreciendo asesoría gratuita para quienes deseen rendir exámenes libres este año. Pueden comunicarse con nosotros a través de nuestras redes o contactos. Deseamos acompañar e informar a las familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here