Al día nacen aproximadamente 600 niños en Chile. Hoy, cientos de futuras madres alrededor del país se encuentran con diversos obstáculos debido a la pandemia mundial, como la cuarentena total en más de 30 comunas o la cancelación de sus citas médicas.

Bárbara Cortés (23) se enteró de su embarazo la segunda semana de enero, cuando la alerta de Covid-19 aún no había llegado al país. Cuando se comenzaron a levantar las primeras alertas ella se encontraba en la casa de su pareja, y ambos decidieron comenzar una cuarentena en la que ya llevan más de dos meses. Por este motivo su familia y amigos no han podido integrarse junto a ella al proceso del embarazo.

Ha podido asistir a sus controles, pero muchas veces sus citas han sido canceladas por prioridad a otras pacientes que están más cercanas a su fecha de parto. Afirma que ha tenido problemas al ocupar sus espacios preferenciales por las aglomeraciones y personas que no están de acuerdo con dejarla pasar primero en los distintos servicios de Antofagasta.

Incertidumbre

Michelle Torres (22) vivió una situación similar, ya que se enteró de su embarazo cuando las noticias sobre el Coronavirus recién empezaban a surgir. Ella sufre de fibromialgia, enfermedad que provoca dolor y sensibilidad en los músculos, y que también trae consigo cambios en el estado de ánimo y crisis de pánico, entre otros síntomas, por lo que todo lo que conlleva la cuarentena, la ha mantenido en un estado ansioso.

Ha asistido a pocos controles médicos, ya que los doctores no le han recomendado salir, a no ser que se trate de algún problema urgente, aunque afirma que ha mantenido contacto con los especialistas mediante Whatsapp cuando tiene alguna duda. «Diría que para las embarazadas el tema de la pandemia ha sido muy malo, tienes que buscar la forma de liberarte o sentirte bien, pero al final del día es muy angustiante no saber qué va a pasar en el futuro», concluye la joven.

Esta pandemia no solamente afecta a las mujeres embarazadas, sino a todo el personal de salud que debe atenderlas y se expone día a día a contraer esta enfermedad. Además, varios profesionales de la salud han declarado que no se está poniendo la atención necesaria al área de maternidad y obstetricia desde que comenzó la alerta sanitaria.

Derechos Humanos

Esto expresa el comunicado publicado a principios de este mes por el Colegio de Matronas, que detalla la preocupación a nivel latinoamericano por las vulneraciones a los derechos reproductivos de adolescentes, mujeres adultas, y de sus recién nacidos. El documento indica que las vulneraciones se manifiestan «en la ausencia, o bien, en la insuficiencia de los protocolos para la atención de la regulación de la fertilidad, de las gestaciones, de los partos y postpartos, en el marco de la pandemia de Covid19, puesto que no se fundan en la evidencia científica ni en un marco de derechos humanos».

También se hizo énfasis en la necesidad de que existan recursos de protección necesarios para todos los proveedores de atención de salud, señalando que el 58% de los encargados de esta área de la salud no se sienten seguros al prestar atención médica, debido a estas mismas carencias, y un 58,6% no cuenta con los insumos necesarios para entregar una atención completa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here