El próximo domingo 4 de septiembre, las chilenas y chilenos tendremos la oportunidad histórica de dejar atrás la Constitución de Pinochet, impuesta a sangre y fuego, dando paso a un nuevo texto constitucional surgido tras una inédita deliberación democrática.

Nada hubiera sido posible sin el estallido social de octubre de 2019 que llevó a miles de personas a las calles a exigir un país más justo, con un enorme costo en vidas humanas, heridos y detenidos.

Los últimos meses de debate político han estado plagados de mentiras y manipulación de información por parte de un sector político interesado en mantener intacto el sistema político. Mismo sector que se ha beneficiado del modelo imperante y que se niega a ceder siquiera una mínima parte de ese poder que concentra.

Por otro lado, la propuesta de nueva Constitución nos ofrece un nuevo pacto de sociedad: Paritaria, ecológica, diversa, con derechos sociales garantizados, con regiones con mayor poder de decisión, etc.

¿Desaprovecharemos esta oportunidad histórica? ¿Creeremos en los “cantos de sirena” de los mismos de siempre que durante décadas se han negado a realizar cambios y que hoy aseguran que harán reformas?

Chile merece más justicia, más derechos. Chile merece avanzar. Y para eso, la única opción en el escenario político actual es aprobar este domingo 4 de septiembre durante el plebiscito, con la clara decisión de seguir avanzando hacia un país que respete a los niños, niñas y adolescentes, a las personas mayores y a cada ciudadano y ciudadana, sin ninguna distinción.

No perdamos esta oportunidad histórica. Este es el momento. Como medio de comunicación independiente, comprometido con el progreso de nuestra sociedad, hacemos un llamado, con toda convicción, a aprobar para avanzar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here