Tras la decisión del Tribunal Constitucional (TC) que optó por acoger el requerimiento presentado por diputados y senadores de derecha (Chile Vamos) para que se declarara inconstitucional el reglamento de objeción de conciencia de la ley de aborto en tres causales, las reacciones no se han hecho esperar.

Regionalista.cl conversó con distintas dirigentas y representantes, quienes alzaron la voz para rechazar duramente el dictamen del Tribunal Constitucional que vulnera la aprobación democrática de la ley de aborto, poniendo trabas para la aplicación de la normativa.

Para la Consejera Regional (Core) Sandra Pastenes (PS), «es complejo y peligroso el camino que se inicia», puesto que el TC revierte una decisión tomada democráticamente en el congreso.

«El avance que se logró en el reconocimiento de la soberanía de las mujeres para administrar su cuerpo, es decir su territorio, es dificultado por esta decisión. Los centros asistenciales que utilizan recursos del estado deben supeditarse a este o dejar de recibir dichos recursos. Como el Gobierno no compartió nunca el principio anterior, dejó solo al abogado que defendió, frente a un TC compuesto en su mayoría por personas afines a la derecha. Urge una nueva Constitución que nos permita resolver este y otros temas trascendentes», expresó Pastenes.

Por su parte, la Encargada Política del Frente Feminista del Movimiento Autonomista de Antofagasta, María Angélica Jofré, afirmó que «el Tribunal Constitucional no tiene derecho en decir que el reglamento de objeción de conciencia de la ley del aborto en tres causales es inconstitucional, ya que la ley fue aprobada en el congreso nacional que es la representación y la voz de todos y todas las chilenas».

«Además, no es una obligación, sino es un derecho y decisión voluntaria de la mujer. Las clínicas privadas deben respetar la votación del congreso, ya que ellos reciben aportes del estado. Este Tribunal Constitucional debería ya ser eliminado», recalcó la dirigenta.

Finalmente, la diputada del Frente Amplio, Catalina Pérez (RD), afirmó que este dictamen del TC «es un nuevo golpe a las mujeres de nuestros país, a nuestras niñas, a nuestras madres, a nuestras adolescentes».

«Vemos como nuevamente, y pese a lo que Contraloría había señalado, el Tribunal Constitucional continúa protegiendo la objeción de conciencia de las instituciones que reciben financiamiento del estado, por sobre los derechos de las mujeres de nuestro país. Este es un golpe al movimiento feminista, un golpe a las mujeres de nuestro país que nos hemos movilizado durante años exigiendo esta justa demanda», concluyó la parlamentaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here