Fotografía: Marion Esnault (http://www.marion-esnault.com/)

Una jornada compleja se vivió este miércoles 10 de octubre en la Comisión de Medio Ambiente de la cámara de diputados, ocasión en que con votos de la derecha y la abstención del diputado radical Fernando Meza, fue rechazada la moción que busca establecer medidas de protección a las zonas declaradas latentes o saturadas por contaminación.

Uno de los diputados que votó en contra de esta propuesta que buscaba restringir los nuevos proyectos contaminantes en zonas saturadas fue José Miguel Castro, parlamentario de RN por nuestra región. Cabe recordar que Castro se ha presentado como ambientalista y animalista, destacándose por parte de su equipo que tiene título como veterinario y un magister en medio ambiente. Sin embargo, esto no se ve reflejado en sus votaciones.

Consultado el equipo del parlamentario sobre los motivos de su votación, hasta el cierre de esta nota no había respuesta.

Ante esta situación, la parlamentaria de Revolución Democrática de nuestra región y presidenta de la comisión de medio ambiente, Catalina Pérez, expreso su malestar y desilusión ante el rechazo a esta iniciativa.

«La derecha estimó más adecuado permitir que se sigan instalando empresas contaminantes, bastando para ello el uso de mecanismos de compensación en la zona y gracias a la abstención del diputado Meza, esta fue la idea que se impuso en el proyecto, lo que nos provoca un hondo malestar porque hoy tenemos a 6 de cada 10 chilenos y chilenas viviendo en zonas saturadas o latentes», indicó.

«Nuestra idea era priorizar la salud de las personas, aplicando medidas eficaces de prevención de aprobación de nuevos proyectos contaminantes, pero al parecer todavía hay parlamentarios que prefieren privilegiar los intereses empresariales, aún sabiendo el negativo e irreversible impacto que la contaminación produce en las comunidades», agregó la parlamentaria.

La diputada Pérez recordó «que la construcción y aprobación de los planes de descontaminación demora un mínimo de tres años, aunque tenemos casos paradigmáticos como el de Calama, donde la declaración fue hecha el año 2009 y aún no existe un plan aprobado, o de Quintero y Puchuncaví que a pesar de todo lo ocurrido durante décadas y que se ha acentuado este año, no tiene un plan de descontaminación actualizado».

En Chile más de 10 millones de personas viven en territorios declarados como zonas latentes o saturadas de contaminación y la indicación que defendía la parlamentaria RD proponía que en zonas donde no existiera un plan de descontaminación se establecieran medidas, como por ejemplo, la obligatoriedad que todos los proyectos que debieran ser evaluados en el SEIA, lo fueran por Estudio de Impacto Ambiental y no por Declaración, para propiciar análisis más detallados de los impactos para una zona ya saturada.

La propuesta también involucraba la prohibición de tramitación de proyectos de inversión que emitan el contaminante por el cual se ha establecido que la zona en cuestión es saturada, siempre y cuando ese proyecto signifique más del 1% del total de emisiones y además la prohibición de construcción de termoeléctricas en esas zonas.

Para la Diputada Pérez, el rechazo a esta propuesta que protegía a las comunas afectadas por contaminación representa varios problemas: «Prácticamente  es asignar y convertir en moneda de cambio los derechos sobre la atmósfera y esa es una situación muy delicada porque ya hay varios ejemplos a nivel global de lo difícil que es administrar ese tipo de herramientas y los problemas técnicos que acarrea».

«Además, este proyecto busca únicamente hacerse cargo de la situación extraordinaria y supuestamente parcial de tener una zona declarada como saturada o latente y no contar con un plan de descontaminación. Es decir, lo que se busca, no es establecer esas prohibiciones para siempre, sino que un espacio abierto que hoy queda desregulado, debido a los problemas para crear los planes de descontaminación con la premura que se requiere», agregó.

De todas maneras, la parlamentaria mantiene la esperanza de poder revertir esta situación en la sala de la cámara de diputados, aunque se avizora un escenario complejo «si algunos representantes de zonas de sacrificio o diputados de oposición a la hora de legislar, siguen eligiendo proteger la inversión y las empresas por sobre la salud de las personas», finalizó Pérez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here