Tras el desalojo del campamento Frei Bonn de Calama, han surgido diversas reacciones en la región y la gestión del Gobierno Regional y las autoridades, ha enfrentado múltiples cuestionamientos. Frente a esto, la diputada y presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez, estuvo en el lugar constatando cómo se desarrollaba el proceso de desalojo.

Desde Calama la parlamentaria por nuestra región enfatizó que “aquí nadie ha ganado. No se puede celebrar un desalojo, más todavía en las condiciones en que éste se ha desarrollado, vulnerando física y psicológicamente a las familias, principalmente a los niños y niñas del campamento”.

“Hay que recordar que la intendencia comprometió una mesa de trabajo con las y los vecinos del campamento, pero eso nunca ocurrió, tampoco hay barrio transitorio todavía y la solución definitiva está lejos de llegar para las familias que ahora quedaron en la calle. Lo vimos en terreno y el panorama es desolador”, agregó.

La parlamentaria insistió en que la máxima autoridad regional debe hacerse responsable por lo acontecido en Frei Bonn y debe entregar respuestas a las necesidades que acentuó el desalojo. “El Intendente debe dar una respuesta a las familias que dejó sin vivienda. Es un descriterio desalojar un campamento cuando se están registrando temperaturas bajo cero durante las noches, y sin solución concreta”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here