Como «un recurso dilatorio» calificó la diputada Marcela Hernando el anuncio de los partidos de Chile Vamos de acudir al Tribunal Constitucional (TC) para intentar anular el dictamen de Contraloría que declaró ilegal el protocolo de objeción de conciencia de la ley de aborto en tres causales, el pasado 9 de mayo.

Para Hernando, la medida del conglomerado de gobierno se basa en la conformación de votos existente en la institución.

«Como saben que tiene mayoría en el Tribunal Constitucional pueden conseguir algo, pero a mí me parece que es el colmo que quieran pasar a llevar la ley una vez más. Están buscando todos los resquicios legales», indicó la parlamentaria.

El pasado sábado, tras cumplirse un mes desde que Contraloría emitió su pronunciamiento, sin que aún el Ministerio de Salud presente el nuevo protocolo, la diputada Hernando ofició al organismo fiscalizador para solicitar el cumplimiento de la ley y requerir con urgencia al Minsal, la emisión del reglamento de objeción de conciencia para la correcta ejecución de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en Tres Causales.

«A mi juicio, durante este mes hemos estado en un vacío legal lamentablemente y seguiremos así mientras no haya reglamento. Así, lo que he hecho es pedir a Contraloría nuevamente urgencia y que se exija al ministerio cumplir con la ley. No sabemos si efectivamente el ministerio dejó sin efecto el protocolo anterior, desde mi punto de vista si no lo ha hecho por un acto administrativo, hoy lo que correspondería sería aplicar ese protocolo que fue declarado ilegal», indicó Hernando.

Por último, la parlamentaria radical señaló que es grave el dilatarlo más todavía.

«Yo entiendo que el Gobierno ha dicho que va a esperar hasta que esté definida la acusación constitucional, la verdad es que no tiene ninguna relación una cosa con la otra, los dictámenes de Contraloría no se alegan, se aplican», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here