Los mensajes vía redes sociales de la Ministra Carolina Schmidt, en el marco del Día Nacional del Medio Ambiente, no dejaron de llamar la atención de la diputada Catalina Pérez (RD), presidenta de la Comisión de Medio Ambiente en la Cámara. Esto, debido al llamado de la autoridad a que los ciudadanos y ciudadanas se hagan parte del cambio que convertirá a Chile en un país sustentable.

A juicio de la parlamentaria, esto parece un discurso contradictorio, considerando la errática actitud del ejecutivo en temas ambientales, signada por la ineficiencia en la resolución de los grandes conflictos que afectan a diversas zonas del país y más recientemente por la postergación de la firma del Acuerdo de Escazú.

De ahí que la parlamentaria de la región de Antofagasta enfatizó que “hoy (martes 2 de octubre) es el Día Nacional del Medio Ambiente y lo vivimos en medio de la mayor crisis ambiental en años y regidos por un gobierno que acaba de suspender la firma del Acuerdo de Escazú. Aún estamos a la espera de la versión oficial de la Ministra Carolina Schmidt que la Cámara solicitó mediante acuerdo de sala la semana recién pasada, pero ella misma ha manifestado que la no firma se debe al temor de poner en peligro la soberanía del país».

«Frente a eso ratificamos lo ya dicho sobre este importante tratado internacional, en el que Chile jugó un rol fundamental en su construcción. Su aprobación es de suma importancia en el marco de la crisis ambiental ya mencionada, en el crecimiento de las zonas de sacrificio y en la discusión sobre la reforma al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental”, agregó.

La diputada añadió que el acuerdo de Escazú «propone establecer un estándar más alto en materia de información, participación y justicia ambiental y si bien todo tratado internacional se puede ver como una cierta renuncia de soberanía, parece irónico que, además de encontrar esta excusa ad portas de su firma, el estado chileno no tenga similares aprehensiones cuando discute tratados de libre comercio, que involucran amplias cesiones de soberanía».

«En definitiva, Escazú debe ser aprobado a la brevedad y las excusas del gobierno, suenan a eso, malas razones que esconden la ausencia de voluntad que nuestra sociedad y latinoamérica necesitan”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here