Desde el 3 de marzo de 2020, donde fue detectada por primera vez una persona con Covid-19 en nuestro país, las tasas de contagio han pasado por diversos peaks, como lo han podido evidenciar los reportes que entrega a diario el Ministerio de Salud. A la fecha, los contagios acumulados corresponden a 1.411.346, cifras no muy alentadoras para la población, donde parte de las personas que han sido inoculadas con algunas de las inyecciones disponibles en Chile (Pfizer, CanSino, AstraZeneca, CoronaVac), creen ser inmunes.

No hay inmunidad

Francisco Salvador, médico infectologo del Hospital Regional de Antofagasta, y académico de la Universidad de Antofagasta, se refirió a esta situación y declaró que hay un agotamiento de la población por las cuarentenas. “Esta es como un salvavidas que tienen las vacunas, de pensar que ya con eso van a salir y es tanto así que ni siquiera alcanzan a esperar el tiempo en el que tiene que hacer efecto”, comentó.

Acorde al faculativo, se debe considerar que hasta el momento no existe ninguna vacuna que sea 100% efectiva y que pueda asegurarnos inmunidad ante el virus, porque por más que algunas nos proporcionen un 95% de eficacia, hay un 5% de posibilidades de poder contagiarse y comenzar nuevos focos, lo que perjudicaría los lentos avances para abolir la pandemia.

“Nosotros tuvimos, al principio de los cuadros de vacunación, pacientes que terminaban su segunda vacuna y viajaban. Tuvimos dos pacientes de esos y uno de ellos terminó en UCI, no alcanzaban a esperar el tiempo para realizar ese viaje y terminaban contagiados durante este, entonces yo creo que hay una necesidad de la población de querer terminar con esto luego. Porque, por ejemplo, dejan de protegerse con la mascarilla, de usar el alcohol gel frecuentemente, no se preocupan tanto de tener los ojos bien protegidos, no guardan la distancia física y social necesaria. Entonces creo que el principal problema es la ansiedad, que en esta pandemia está jugando en contra de aquellas personas que quieren, con la vacuna, volver a su normalidad”, manifestó Salvador.

A esto se suma la seremi de Salud, Rossana Díaz, quien realizó un llamado a seguir protegiéndonos del virus. “Nosotros como Ministerio de Salud hemos insistido hasta el cansancio en que la vacuna es una de las herramientas. Es decir, yo me vacuno y debo seguir usando la mascarilla; no puedo ir a fiestas; tengo que cuidar el aforo principalmente; no entrar a lugares que estén muy llenos; tengo que seguir con mi lavado de manos, porque recién cuando el mundo entero esté vacunado en un 80% nosotros vamos a pensar que la cosa está un poco más controlada”, precisó.

“Aún así, vamos a tener que seguir viviendo con el virus. Por lo tanto, la mascarilla va a tener que ser nuestra compañera por lo menos un año más con suerte, y el tema de los aforos los vamos a tener que aprender como modo de vida, porque hay que tener en cuenta esto. No solamente estamos combatiendo el Covid, estamos combatiendo montón de otras enfermedades respiratorias que han disminuido por el uso de mascarilla”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here