Foto: Agencia UNO

La semana pasada el presidente Sebastián Piñera presentó el proyecto de ley de Modernización Laboral, que pretende establecer mayor flexibilidad en los horarios de ingresos y salida de los trabajadores, aumentando en algunos casos la jornada laboral. Esto fue duramente cuestionado por el mundo sindical, quienes argumentan que vendría a precarizar aún más a las trabajadoras y trabajadores.

Regionalista.cl conversó con Freddy González, presidente regional de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), quien criticó el anuncio presidencial.

«Como Anef de Antofagasta, con respecto a este proyecto de ley que está presentando el gobierno, tenemos una postura crítica y contraria. El deber del gobierno es proteger a las y los trabajadores en el tema de sus descansos y que los funcionarios puedan realizar su trabajo y poder compatibilizar sus horarios para poder tener sus espacios con la familia», indicó.

En opinión del dirigente, esta eventual flexibilidad horaria que está ofreciendo el gobierno «solo apunta a la reducción de jornada horaria y que se cumulen horas. En ningún momento dice que van a bajar la cantidad de horas de trabajo, lo cual es totalmente un engaño para los funcionarios y trabajadores y trabajadoras del sector público y privado».

«Nosotros apoyamos una reducción real a 40 horas. Hoy hay un proyecto de ley al respecto en el congreso, impulsado por la diputada Camila Vallejo. Eso realmente sería un gran acierto por parte del ejecutivo. Pero este tema de la flexibilidad horaria lo único que va a provocar es que nuestros trabajadores busquen un segundo empleo para poder normalizar su situación ante los bajos salarios. Pero esto no apunta en ningún momento a que la familia sea un eje en el horario de cualquier ser humano, trabajador o trabajadora», agrega González.

«Nosotros estamos en contra de esta propuesta de flexibilidad laboral. Lo que busca finalmente, a largo plazo, es no pagar horas extras. Cambiar horas extras por feriados, está probado que en el sector público es incompatible. Creemos que la solución es la baja de horas de 45 a 40, proyecto que nosotros apoyamos totalmente», concluyó.

Por su parte, la Consejera Regional Sandra Pastenes, afirma que el proyecto de ley de flexibilidad laboral del gobierno «desregula y corre todos los límites establecidos hasta hoy día en la legislación laboral, de manera que volvemos al siglo XIX más menos».

En opinión de la representante de la Provincia El Loa, se trata de «un retroceso y afecta gravemente las condiciones laborales de hombres y mujeres».

«Se afirma que se va a negociar entre el empleador y el trabajador o trabajadora y que ese trato será totalmente libre. Pero este pacto se realiza en relaciones absolutamente desiguales de poder, en donde el poder lo tiene el empleador que es quien contrata y el individuo (porque esto se va a hacer individualmente) requiere de un trabajo, por lo tanto va a aceptar las condiciones que el empleador ponga. Aquí la relación de poder es absolutamente desigual y perjudicará a los trabajadores y trabajadoras», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here