Nuevos despidos a nivel nacional y en la Región de Antofagasta, afectan a numerosos funcionarios y funcionarias públicas que este viernes 23 de noviembre fueron desvinculados.

Se trata de trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Desarrollo Social. A nivel nacional son alrededor de 100 los funcionarios despedidos y en el caso de nuestra región se trata de dos trabajadoras a honorarios, ambas con más de 3 años de servicio en distintos programas sociales y con evaluaciones positivas.

Una de las trabajadoras es psicóloga, licenciada en psicología, diplomada en Evaluación Psicológica Forense y cumplía funciones como Supervisora Regional del Registro Social de Hogares, con 3 años y 4 meses desempeñándose. Entre sus funciones le correspondía supervisar las 9 comunas de la región, además de realizar visitas a terreno, entre otras labores.

La otra trabajadora es asistente social, licenciada en trabajo social y se encuentra cursando un diplomado en memoria y migración, con perspectiva de género. Es especialista en grupos vulnerables del programa de adulto mayor Vínculos y encargada regional de género. Además está encargada de cooperación publico-privada (proyectos). Lleva 3 años y 9 meses desempeñándose en el Ministerio y entre sus funciones le correspondía supervisar programas de grupos vulnerables de la región, llegando a 165 adultos mayores en las comunas de Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Taltal y Antofagasta. También se desempeñaba en atención de personas en situación de calle y otras labores. Además, era vocera regional del sindicato de honorarios del Ministerio de Desarrollo Social.

Regionalista.cl conversó con el Presidente de Anef regional Antofagasta, Freddy González, quien entregó su apoyo a las trabajadoras y criticó duramente lo ocurrido.

«Como Anef Antofagasta estamos en alerta y movilizados ante las acciones realizadas por la Seremi de Desarrollo Social (María Fernanda Alcayaga), al despedir a dos funcionarias de carrera que lamentablemente estaban a honorarios, pero por casi 4 años en proyectos sociales de gran impacto para la segunda región. Este despido injustificado se basa en falacias y mentiras por parte de la Seremi, aduciendo que uno de los despidos o justificaciones serían sus calificaciones y bajas evaluaciones», indicó el dirigente.

«Sin embargo, en sus 4 años de evaluación tenía un promedio de 9,7 de un máximo de 10. La otra funcionaria es despedida por la ridícula explicación de que ella había postulado a otro servicio público. Lamentablemente estas desvinculaciones se deben a que estas trabajadoras adhieren a algún movimiento o pensamiento distinto al gobierno de turno que está administrando el estado. Pensar distinto no da derecho a que puedan despedir a los funcionarios injustamente», agregó González.

Finalmente, el presidente de la Anef regional afirmó que el organismo está movilizado «y evaluando todas las acciones posibles, tanto judiciales como gremiales, para que se haga justicia de una vez por todas con nuestras compañeras que hoy han sido vulneradas en sus derechos fundamentales».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here