El despido de dos trabajadores en la División Chuquicamata fue el gatillante para que la dirigencia sindical nuevamente recurra a los Tribunales de Justicia, denunciando vulneración de los derechos fundamentales y atentado contra el derecho de no discriminación por parte de Codelco.

Se trata de los casos de los trabajadores Raúl Guerra, del área Mina y Hugo Corrotea, de de transporte ferroviario, quienes fueron desvinculados entre diciembre y enero pasado, de manera injustificada, según la dirigencia sindical.

«Esta acción se refiere a dos demandas puntuales, que son denuncias por vulneración de derechos fundamentales de dos trabajadores, que fueron desvinculados entre diciembre y enero y se refieren a actos de discriminación. Ambas están presentadas, la primera tiene audiencia preparatoria el 9 de abril y la segunda los primeros días del mes de mayo», explicó Rodrigo Arismendi, abogado patrocinante de las causas.

El jurista explicó que «se está pidiendo concretamente la reincorporación de estos trabajadores a la empresa, que se le obligue por medio del tribunal a retomar labores en sus mismos cargos, además de que las remuneraciones durante el tiempo que han estado fuera sean pagadas íntegramente».

Casos

En el caso de Hugo Corrotea, del área de Transporte Ferroviario, su despido se da después de inspección de seguridad en la que participó la dirigencia sindical con los gerentes de seguridad y de turno. En la oportunidad, se levantó la tarjeta verde por considerar que las locomotoras no estaban en condiciones de seguir operando, no obstante, Corrotea, que era jefe de turno del área, recibió la orden de mover las maquinarias a lo que él se negó, por no contar con licencia interna para esas labores y por tratarse de una tarea que no es parte de la descripción de cargo. Su negativa fue considerada como falta por parte de la empresa y por ello se le despidió.

«El despide fue el 19 de diciembre, en circunstancias en que se desarrollaba la inspección de seguridad, donde se dejó la tarjeta verde y después me vi desvinculado. Ha sido un periodo muy difícil, el daño psicológico ha sido tremendo, porque fue justo en las vísperas de las fiestas, con todo lo que ello significa”, explicó Hugo Corrotea.

El otro caso, que atañe a Raúl Guerra del área Mina, dice relación con la solicitud del trabajador para que se diera cumplimiento al vale de colación fría, tras lo cual bajó de su máquina y ese hecho fue tomado como falta por parte de la empresa, aplicándole la destitución.

«Política del terror»

Carlos Díaz, secretario del Sindicato N°2 de Chuquicamata, sostuvo que «la administración está actuando de una manera que no corresponde, porque si lo que se quiere es producir más, debemos velar por el bienestar de los trabajadores, pero aquí se está sembrando la política del terror y eso nos tiene preocupados».

Díaz sostuvo que hay una intencionalidad tras estos despidos, que dice relación con amedrentar a los trabajadores y especialmente a aquellos que ejercen liderazgos en las diversas áreas.

«La administración quiere amedrentar a los líderes que están en las diversas áreas, porque en todo grupo de trabajo hay líderes, que son posibles dirigentes sindicales, y con la desvinculación de estos trabajadores, sin pruebas por lo demás, se le siembra el miedo al resto de los compañeros», acotó.

El vicepresidente del Sindicato 2, Mario Lobos, por su parte, dijo que esperan que los tribunales fallen a favor de los trabajadores «porque esto es injusto y una clara vulneración de los derechos fundamentales».

«Hacemos un llamado a los trabajadores a que estén tranquilos, que cumplan con los procedimientos de trabajo y si están siendo presionados, que lo hagan saber a la dirigencia sindical, porque no permitiremos que se siga con esta política del terror», agregó Lobos.

Por último, los dirigentes sindicales dijeron estar evaluando interponer en los mismos tribunales una medida de protección tanto para los dirigentes como los trabajadores, de manera de resguardar sus derechos fundamentales y los acuerdos vigentes entre los organismos sindicales y la empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here