Si bien no militó en el Partido Comunista, sí fue candidata a diputada en el cupo de dicha colectividad en las elecciones parlamentarias de 2017. Se trata de Alejandra Pozo, ex seremi de justicia del último gobierno de Michelle Bachelet y sindicada como una persona cercana al senador y ex presidenciable Alejandro Guillier.

Pero ahora cambió de sector político y decidió pasar a la vereda del frente, ingresando a militar al partido Evópoli, integrante del conglomerado de gobierno Chile Vamos.

Aún se recuerda su frase en un foro de debate en la UCN, organizado por el Observatorio Regional de Desarrollo Humano (Ordhum) el 20 de octubre de 2017, cuando señalaba que era una persona con un domicilio político claro (ver video en youtube): «Soy una mujer de izquierda, con convicciones fuertes, tanto por mi historia como por mi formación… Además voy apoyada por el Partido Comunista que a mí me llena de un profundo orgullo, porque ha sido un partido consecuente dentro de la Nueva Mayoría», indicaba.

En conversación con Regionalista.cl, la ex seremi de justicia aclaró que su paso a la derecha se trata de «una decisión personal que comuniqué a mis cercanos, solo a los que merecían alguna explicación».

En relación a las críticas recibidas a través de facebook y twitter, Alejandra Pozo indicó que «sobre los comentarios en redes sociales, puedo decirte que nadie de la Nueva Mayoría puede cuestionarme».

«Fui simpatizante independiente de algunas causas y apoyé hasta el final. No como otros que abandonaron el barco antes de hundirse o nunca remaron. Después de un periodo de reflexión, donde abandoné toda actividad política y pública, encontré en Evópoli un espacio y agradezco a la directiva regional haberme invitado a construir su proyecto», concluyó.

Por su parte, en conversación con nuestro medio, el presidente regional de Evópoli, Vladimir Meza, aclaró que en realidad fue Alajendra Pozo quien se acercó al partido para incorporarse, no descartando que la ex candidata pueda asumir un cargo en el gobierno de Piñera o una candidatura en las elecciones de 2020. Sin embargo, advirtió que «Evópoli no es una agencia de empleos».

«Nosotros como partido nos acogimos a un voto político donde establecimos que íbamos a hacer puentes con otras alianzas, ya sea de nuestro conglomerado, como también de otros lados. Y justamente está el espacio en donde viene la militante Alejandra Pozo que nosotros consideramos que puede ser un buen aporte», indicó.

Asimismo, reconoció que esto podía ocasionar «a lo mejor molestia en algunos sectores, pero nosotros creemos en las personas», aclarando que fue ella quien se acercó a la colectividad para sumarse.

Meza fue claro en señalar que no descartan una posible candidatura de Pozo a algún cargo de elección popular, precisando que «todavía lo estamos evaluando» y que se están «retroalimentando de las experiencias de ella».

Sobre la posibilidad de que la ex seremi ocupe algún cargo de gobierno en representación de Evópoli, el dirigente afirma que «los espacios están», pero advierte que ella «va a tener que hacer su servicio militar con nosotros».

«Que quede claro: Evópoli no es una agencia de empleos. Y como no es una agencia de empleos, nosotros no vamos a llegar y vamos a dar los espacios de buenas a primeras. Aquí hay que hacer el servicio militar. Aquí hay que trabajar y por sobre todo lo que nos importa es la meritocracia», concluyó.

4 Comentarios

  1. Aquí el único ideal que prevalece es el enriquecimiento personal, Von esto me queda más que claro. Adiós Sra. Pozo!!!! Váyase al Pozo negro por poco confiable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here