Una emotiva jornada con jóvenes talentos tuvo como resultado la cuarta versión del evento organizado por la Universidad Católica del Norte y la Corporación Cultural de Antofagasta, donde participaron orquestas de distintos establecimientos educacionales de la ciudad y de Calama, oportunidad en la que además se destacó el trabajo del director de la orquesta clásica de la UCN, quien lleva 10 años a cargo de la agrupación universitaria.

Pamela Ossa, Jefa del Departamento de Extensión Cultural de la Dirección General de Vinculación con el Medio UCN, destacó el valor de sostener un escenario importante para que los niños puedan presentar su trabajo en otro lugar que no sea su escuela: «Es un esfuerzo que hacemos para mantener en el tiempo este encuentro que ya hemos hecho en tres oportunidades anteriores, antes con el apoyo de la empresa privada, pero ahora sólo con gestión de la UCN y la Corporación Cultural de Antofagasta, donde reunimos a las principales orquestas de la región. Agradecemos a todos los elencos, especialmente a los niños que vienen de Calama», indicó.

Durante la actividad, la organización distinguió el trabajo que desde el año 2009 realiza el primer y actual director de la Orquesta Clásica UCN, Sergio Valencia, quien se mostró sorprendido y agradecido por el galardón. Recordó además cómo partió la idea de crear una agrupación para jóvenes promesas musicales, conjunto que se ha mantenido por una década.

«Como todo inicio siempre fue sacrificado. Cuando dejé de hacer clases en el Liceo Experimental Artístico, me dieron la oportunidad de formar una orquesta en la UCN, empezamos con unas veinte personas y fue creciendo de a poco. Hemos tocado en Arica, Santiago, Valparaíso, La Serena y la presentación más linda fue en Frutillar. Para nosotros fue maravilloso tocar en ese teatro. Ese ha sido el pasar de los diez años de la orquesta y estoy súper contento. Le doy gracias a todos los que tocaron alguna vez, los que están y a los que algún día se irán», expresó.

Desde la Corporación Cultural, Edgardo Solis, Secretario Ejecutivo Subrogante, manifestó sentirse honrado al ser anfitriones de una exhibición del trabajo de años de las diferentes orquestas juveniles de la región: «Una de las principales misiones que tenemos está orientada a descentralizar las artes, las culturas y el patrimonio, de forma tal de ir fomentando el sentido de pertenencia, permitir un mayor acceso a las artes a la población y con ello reforzar la identidad», señaló.

En el caso de Calama, fue la Escuela de Música Infanto-Juvenil Calambanda de la Corporación de Cultura y Turismo, quienes tocaron un mix de varios conciertos que habían presentado anteriormente. Para José Sánchez, profesor encargado, es interesante generar redes de apoyo con otras comunas porque en Calama es complejo escuchar música: «Viajar a Antofagasta siempre es un desafío, presentar el arte que estamos haciendo y compartir con otros profesores, estudiantes, otras vivencias, es enriquecedor para nuestra escuela», sostuvo.

La agrupación del Colegio San Patricio fue la encargada de iniciar la jornada con un repertorio que incluyó El tiempo en las bastillas, La exiliada del sur, Todos juntos, entre otras. Jorge García, quien dirige la orquesta, declaró que es tercera vez que participan y que están agradecidos: «Fue grato que nos hayan invitado. Los niños lo pasaron bien y había alegría, de eso se trata la música», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here