Ya van casi veinte días desde que se oficializó la cuarentena por el Coronavirus en Antofagasta, lo que ha llevado a distintas escuelas de baile a replantearse la forma de hacer clases. Zoom, Facebook e Instagram son algunas de las plataformas por donde los bailarines de la región entregan sus conocimientos.

El encierro pude causar efectos negativos en nuestra salud mental, así lo afirma la psicóloga Gabriela Olivares, que asegura que los síntomas más frecuentes en esta cuarentena pueden ser ansiedad, tristeza e incertidumbre. La especialista recalca la importancia de la actividad física durante este encierro, ya que esta “hace drenar las sustancias químicas de la dopamina y endorfina”, consideradas como las moléculas de la felicidad.

Intervenciones

Desde el municipio entendieron que el ejercicio puede repercutir de manera positiva en la vida de las personas. Por ese motivo decidieron realizar intervenciones deportivas en las afueras del conjunto habitacional El Curvo, en donde el ritmo de la música activó la mañana de las vecinas y vecinos del sector, quienes seguían las rutinas desde sus balcones. Además, a través de la página de Facebook de Deporte y Recreación de la Municipalidad de Antofagasta, imparten distintas clases en vivo para la comunidad.

La página “Complejo CMDS” es otro lugar que promueve la actividad física, desde “baile kids” hasta clases pensadas para el adulto mayor. Son distintas las disciplinas que se pueden entrenar de lunes a viernes desde la casa.

Clases virtuales

Ninoska Rodríguez es profesora de la Escuela de Danza y Espectáculo de la Casa de la Cultura. Realiza clases lunes, miércoles y viernes al mediodía por Instagram y reconoce que ha sido difícil este proceso. No había enseñado virtualmente antes, pero debido a la pandemia ha tenido que adaptarse a esta nueva modalidad. Uno de los inconvenientes por los que cruza es que, debido a la conexión a internet, hay veces en que las clases terminan retrasándose.

Ante la posibilidad de pausar el programa por mientras dura la cuarentena, ella decidió continuar desde casa, porque cree que el arte es muy importante en la vida de las personas. Por otra parte, hace el llamado a que tomen las clases, porque son gratuitas y ayudan a aliviar el estrés del encierro.

Daniel Azócar también es profesor de baile, impartiendo clases de danzas urbanas lunes y jueves en Style Dance Antofagasta a través de Zoom, y pese a que anteriormente había entrenado con sus amigos a través de llamadas telefónicas, reconoce que enseñar a distancia no es lo mismo, porque le cuesta saber si se están entendiendo las clases o si está siendo receptivo con sus alumnos. Para aquellos, sugiere estar en constante contacto con colegas y abordar las dificultades con apoyo mutuo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here