DESDE LA ADMINISTRACIÓN REGIONAL CELEBRAN LAS ÚLTIMAS CIFRAS DEL INE, MIENTRAS SURGEN ALCANCES Y DIFERENCIAS POR LA GESTIÓN COMUNICACIONAL DEL OFICIALISMO.

Durante esta semana el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer un nuevo informe sobre la tasa de desempleo que contempló el último trimestre junio–agosto en el país, arrojando cifras que avalan una caída en el nivel de desocupación a nivel nacional. Lo anerior representa un aumento de un 1,8% de ocupados, mayoritariamente en el área de la manufactura, comercio y construcción.

A nivel regional la tasa de ocupación se elevó en un 1,8% quedando en un nivel de desempleo de 6,4%, resultados que, según explicó el seremi de Trabajo y Previsión Social, Álvaro Le-Blanc, representan el resultado más bajo desde el 2015. Por su parte, el seremi de Gobierno, Francisco Salazar, aseguró que los frutos de esta baja en la desocupación son producto de la gestión del Intendente Marco Díaz al implementar políticas de Estado que permiten la contratación de mano de obra local.

Optimismo cauteloso

Dusan Paredes, decano de la Facultad de Economía de la UCN, se mostró optimista frente a las cifras del INE. Sin embargo, también llama a la cautela, dado el difícil momento que actualmente vive la producción minera en la región.

«En la región estos números representan algo positivo en la medida que exista más trabajo y un crecimiento económico. Ahora lo importante sería destrabar si estas cifras obedecen a una dinámica a largo plazo o si solamente es una coyuntura particular, dado que podría venirse una situación complicada para el sector minero, que es un motor fundamental de estos indicadores», indicó el académico.

«Es una muy buena noticia, pero al mismo tiempo hay que complementarla con la propia dinámica regional, que esperamos que siga repuntando. Pero obviamente, dado al precio del cobre, muchas veces dependemos de factores externos», agregó.

Interpretación de las cifras

Por su parte, el senador Pedro Araya manifestó su disconformidad, a través de un comunicado, apuntando a la forma con la que el oficialismo local dio a conocer los números, calificando como una «manipulación a la hora de interpretar» la disminución de la fuerza de trabajo como un descenso en la desocupación laboral.

«Lo que pasó en nuestra región es que la gente dejó de buscar empleo. A eso se refieren claramente las cifras cuando se plantea que disminuyó la fuerza de trabajo. La principal explicación para esto es que hay un desencanto y las personas desestiman seguir en la búsqueda, por considerar que no van a encontrar trabajo por más esfuerzo que hagan», explicó el parlamentario.

Además, el legislador llamó al gobierno regional a interpretar las cifras de manera responsable, acusando al gobierno de fomentar una «desinformación a la comunidad», lo que según él constituye una luz de alerta.

«Aquí solo están jugando con las emociones de los miles de familias que siguen sin encontrar empleo en nuestra región. Es reírse en sus caras mientras los cesantes ven incrédulos estos anuncios del gobierno regional. La realidad es clara y una sola, no hay nada que celebrar en esta última entrega del INE en nuestra región», agregó en el texto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here