Este martes 7 de enero, por 24 votos a favor y 12 en contra, se rechazó en la Sala del Senado la idea de legislar el proyecto de reforma constitucional, en primer trámite, sobre «sobre dominio y uso de aguas». De esta forma, debido a que se necesitaban dos tercios para su respaldo (29 votos a favor), el proyecto se rechazó.

Todos los votos de rechazo a consagrar el agua como un «bien de uso público» fueron de senadores de derecha.

Regionalista.cl conversó con la Consejera Regional por El Loa, Sandra Pastenes, quien preside la Comisión de Obras Públicas. La representante advirtió que «la derecha siempre va a votar y accionar en favor de las grandes fortunas de este país, de los grandes empresarios».

«No le importa la sustentabilidad del país y no le importa poder incorporar modificaciones que permitan que podamos recuperar recursos naturales tan importantes para la vida como el agua», agregó Pastenes, indicando que «hay una oportunidad en abril y que la gente debe saberlo e ir a votar».

«Necesitamos cambiar la Constitución y establecer mecanismos que nos permitan abordar estos temas, sin que dependamos de la voluntad de la derecha que nunca va a trabajar para los intereses de las mayorías. En ese contexto, tal vez  se podría, en el marco de la nueva Constitución, plantear algunos mecanismos que permitan que la gente se pronuncie sobre temas tal vitales como los recursos naturales, particularmente el agua», agregó.

Estudio de cuenca en la región

La Consejera Regional Sandra Pastenes también se refirió a las prioridades y urgencias en la región en relación al agua.

«Tenemos que seguir trabajando en la región de Antofagasta para concretar el estudio de cuenca, que no ha sido posible, porque no ha habido la voluntad política para esos efectos. Estamos avanzados en la constitución de la Mesa de Recursos Hídricos que nos va a permitir trabajar los temas de sustentabilidad y de hacer un diseño y estrategia de manejo de los recursos hídricos. Sabemos que no nos queda mucho tiempo para que suframos una sequía importante», señaló.

«Incluso con el rayado de cancha que tenemos con el Código de Aguas, si tuviéramos los datos que nos puede proporcionar un estudio de cuenca, podríamos direccionar de mejor manera una estrategia que nos permita cuidar el agua, cuestión que hoy día no tenemos y que sí tienen -en términos de datos- las mineras. Ellas tienen los datos que el Estado chileno no maneja. Esto último es prioritario y urgente», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here