En la última sesión plenaria del Consejo Regional (Core), el Intendente Marco Díaz dio cuenta de su gestión, abordando la ejecución presupuestaria del Gobierno Regional hasta el 31 de diciembre de 2018. Según informó el jefe regional, hubo un cumplimiento del 100%, con una inversión de $78.141.000.000.

Sin embargo, hubo discrepancias entre los Consejeros Regionales, desde donde se cuestionó lo informado por el Intendente. Consultada por Regionalista.cl, la Consejera Regional Sandra Pastenes, quien representa a la provincia de El Loa, manifestó que uno de los temas que hizo notar al Intendente «es lo malo que fue el 2018 en términos presupuestarios».

«Si revisamos comparativamente el presupuesto final desde el 2014, el 2018 fue el más bajo. Eso quiere decir que durante todo el año la región no fue capaz de gestionar más recursos. Efectivamente puede haber cumplido con el 100%, sin embargo la gracia no está solamente en gastarse toda la plata que le dan, sino en gestionar más recursos. Eso no sucedió y la prueba es que terminamos con el presupuesto más bajo en 5 años», explicó.

«El Core aprobó 43 proyectos el año 2018, por un costo total de cartera de $52.433 millones, de los cuales solo se invirtieron $3.196 millones. Es decir, sólo un 6.09% de lo aprobado fue ejecutado, lo que implica que de lo aprobado el 2018 el 93.9% se invertirá a partir del presente año», agregó la Consejera.

Pastenes también entrega otro dato relevante: De los 43 proyectos aprobados el 2018, 13 son de adquisición de activos no financieros (vehículos, ambulancias, carro bombas) y otros 8 son subsidios o transferencias a programas. El costo total de esta cartera asciende a $10.359 millones. Es decir, estas inversiones no generan empleo, pues no se trata de obras de construcción.

Asimismo, preocupa la falta de presentación de proyectos por parte de los municipios y también el gobierno, como ya adelantábamos en una reciente publicación de Regionalista.cl.

«El total de proyectos presentados por las municipalidades es de 20 (María Elena 2, Calama 3, Mejillones 1, Tocopilla 2, Antofagasta 10 -8 de CMDS y 2 municipales-, Sierra Gorda 2 y Ollagüe 1. Junto con la sequía de proyectos municipales, preocupa la falta de cartera desde los sectores, ya que, en estricto rigor, del total de proyectos priorizados por el Core el 2018, el 46.5% son proyectos presentados por las municipalidades», explicó la Consejera.

«Entonces, que los sectores (es decir el Gobierno), hagan la pega y levanten proyectos y que estos contribuyan al desarrollo regional y a la generación de empleo, cosa que no ocurre con la adquisición de activos no financieros ni con las transferencias. El FNDR debiese orientarse a obras de infraestructura que contribuyan al desarrollo regional. El año pasado se invirtieron $23.609 millones menos en Subtítulo 31, que es aquel que permite generar empleo, ya que son obras civiles», advirtió.

Finalmente, Sandra Pastenes afirma que sus observaciones buscan poner atención en estas falencias, para «mejorar durante el año 2019».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here