Un intenso debate se ha generado en el mundo político y social tras la propuesta del gobierno denominada «Admisión Justa». Desde la oposición han acusado que la iniciativa busca volver a la selección y discriminación en las escuelas públicas. Desde las distintas bancadas ya han adelantado que rechazarán la iniciativa en la cámara de diputados.

Regionalista.cl conversó con la presidenta de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Consejo Regional (Core), Andrea Merino, para conocer su opinión sobre esta medida impulsada por el gobierno de Piñera.

¿Qué te parece la propuesta del gobierno denominada “Admisión Justa”?

La triste realidad es que ese debate es falso, el objetivo real fue sacar el foco del asesinato de Catrillanca y lograr que Chadwick quedara impune.

¿Cómo se puede entender que una iniciativa que todavía no entra totalmente en vigencia ya quiera ser cambiada por el actual gobierno?

Este gobierno tiene por objetivo, además, retroceder los avances en materia de justicia social realizados por Bachelet. Por ejemplo, en la comuna de Antofagasta el problema de fondo es la escasez de matrícula y no el SAE. Es decir, con el sistema tradicional hubiera pasado lo mismo. Ellos lo saben, pero juegan con pocos casos, agrandándolos para generar un clima falso. Lo que realmente buscan es que no haya igualdad en el acceso de oportunidades.

¿Cuál es el camino para fortalecer la educación pública y mejorar la calidad de la educación?

Justamente este es uno: Acabar con la lógica de la manzana podrida, los niños y las niñas no deben ser marginados. Al contrario, son los establecimientos los que deben autodesafiarse a ser capaces de formar ciudadanos integrales y críticos, con conciencia de lo publico y comunitario, independiente de si no tuvieron la suerte de nacer en un entorno que los ayude. En estos casos el estado debe cumplir esa labor a través del sistema educativo formal.

¿Por qué es importante avanzar en inclusión e impedir las medidas que segregan y discriminan?

La desmedida concentración del poder político y económico, se romperá cuando se rompa con la segregación inicial. Por eso la derecha se opone tanto a esta medida, así como por ejemplo a la descentralización y a la igualdad de género, que son también necesarias para tener un país más equitativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here