La Coordinadora de Trabajadores y Trabajadoras No Más AFP de Antofagasta se refirió a las masivas protestas que se realizan en todo el país y que ya cumplen una semana desde que el estallido social partió en Santiago el viernes 18 de octubre pasado.

En su declaración, la organización que lucha por un sistema de pensiones solidario, condenó y rechazó «el Estado de Excepción y Toque de Queda decretado por el Gobierno de Sebastián Piñera para la región de Antofagasta y gran parte del territorio nacional, debido a las justas protestas sociales levantadas por la juventud y el pueblo trabajador».

«Asimismo, repudiamos la restricción de derechos fundamentales, la burda criminalización del movimiento social y la brutal violencia y represión ejercida por Carabineros de Chile y las Fuerzas Armadas, que han provocado decenas de muertos, miles de heridos, indeterminadas detenciones y apremios ilegítimos, con torturas a manifestantes, amedrentamiento y persecución a dirigentes sociales, sindicales y todos aquellos que organizan y participan de las movilizaciones. Exigimos al gobierno la salida inmediata de todas las fuerzas militares de las calles, como también el fin del Estado de Excepción», agregaron.

En ese sentido, responsabilizaron directamente a Sebastián Piñera y Andrés Chadwick, como los gestores políticos «de la masacre contra nuestro pueblo trabajador. El Ejecutivo ha demostrado su nula capacidad para gobernar, pues no escucha, no dialoga y menos percibe las necesidades urgentes de nuestra sociedad. Al contrario y como en la Dictadura de Pinochet, actualmente en Chile vemos como se desarrolla un sistemático Terrorismo de Estado que actúa impunemente frente a las protestas sociales, mostrando la verdadera cara de la derecha fascista y empresarial».

Por lo anterior, consideran que «Chadwick y Piñera deben pagar por la violencia estatal y la constante violación a los Derechos Humanos cometidos por las fuerzas represivas durante cada jornada de protesta. No más impunidad y violencia contra nuestro pueblo».

En relación a las propuestas, consideran que el único mecanismo válido para dar solución y una salida democrática a este grave conflicto social y político es «la Asamblea Constituyente libre y soberana, sin mediadores de ningún partido político o el Parlamento, pues son ellos quienes han construido y gobernado bajo las sombras de la Dictadura».

«Ni la Derecha, ni la Concertación ni la Nueva Mayoría van a generar los cambios estructurales que Chile necesita. Es momento de confiar en nuestra propia capacidad y fuerza como pueblo trabajador, para impulsar un proceso constituyente democrático y participativo, que derribe la ilegítima Constitución de 1980 y elabore una nueva normativa jurídica que asegure Bienestar, Justicia y Seguridad Social en todos los ámbitos de nuestras vidas», expresaron.

Finalmente llamaron a toda la ciudadanía a seguir ejerciendo el legítimo derecho a manifestarse, a seguir realizando desobediencia civil, a continuar con los cacerolazos, concentraciones, marchas y todo tipo de expresión movilizadora.

«Es momento de alzar la voz y construir el Chile que queremos, es momento de frenar los abusos empresariales y garantizar nuestros derechos fundamentales. Chile despertó, el pueblo trabajador despertó, hoy más que nunca tenemos la oportunidad histórica de recuperar la dignidad que tanto anhelamos para nuestras vidas», concluyeron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here