Un llamado a respetar el contrato y a concretar las obras adicionales necesarias para el funcionamiento del nuevo relleno sanitario de Chaqueta Blanca, realizó la diputada Marcela Hernando al Consorcio Santa Marta, luego de que la Contraloría confirmara a través de un oficio dirigido a la parlamentaria, que es la empresa contratada por la Municipalidad de Antofagasta la que debe asumir los mayores costos de las obras requeridas para el funcionamiento del recinto.

Cabe recordar que el proyecto se encuentra a la espera de la concreción de trabajos adicionales a los aprobados en la Comisión de Evaluación de la Región de Antofagasta, que calificó ambientalmente favorable el proyecto y que consisten en un nuevo sistema de vigilancia, un cierre perimetral, obras de acceso a la ruta colindante, un plan de manejo biológico de especies y un nuevo proyecto hidráulico reforzado para el manejo de aguas lluvias, lo que está avaluado en 4 mil 60 millones de pesos, aproximadamente.

Estos dineros extras fueron solicitados por la Municipalidad de Antofagasta al Gobierno Regional para dar el vamos al relleno, pero que con el pronunciamiento de Contraloría, queda establecido que el costo de las nuevas obras debe ser de cargo del contratista.

La diputada Marcela Hernando señaló que «Contraloría es determinante en decir que el contrato, la forma en que fue hecho y la forma en que ha sido ejecutado es incompatible con el mayor aporte de recursos, ya que aparece en todas partes que la empresa debe ser responsable de los mayores gastos en los que haya que incurrir».

«Por lo tanto, yo espero que esto zanje el tema, que la empresa se comiencen a hacer las obras y que finalmente podamos de una vez por todas echar a andar este relleno sanitario y poder clausurar de una vez por todas lo que existe hoy en el Vertedero de La Chimba», agregó la parlamentaria.

En lo específico, Contraloría señala que «es preciso anotar que el 3.1 de las respectivas bases administrativas especiales establece que «El precio del contrato comprende el Diseño y la Ejecución del total de las obras asociadas a especialidades, incluidos suministros y equipamientos, cuya ejecución se encomienda, asumiendo el Proponente todos los riesgos e imponderables que signifiquen mayores costos en su ejecución, cualquiera sea su origen, naturaleza o procedencia»».

«No resulta procedente que el municipio pague, como trabajos adicionales, las labores exigidas en la resolución de calificación ambiental del proyecto», indica el informe de Contraloría, a lo que agrega que «sin desmedro de lo expresado, y atendiendo lo manifestado por la Municipalidad de Antofagasta en su informe, en orden a que los aludidos trabajos producirían un desequilibrio económico del contrato, cabe dejar consignado que tal afirmación no se encuentra acreditada, si se considera que el contrato en comento no solo comprende el diseño y la ejecución de las obras del relleno sanitario a cargo de la contratista, sino que también su explotación por un plazo de 20 años, a lo que es dable agregar, además, que no se ha aportado antecedentes que permitan justificar los valores indicados por la empresa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here