En el marco del “Plan de Infraestructura Educacional Municipal de Antofagasta”, la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Consejo Regional (Core), solicitó al pleno aprobar tres importantes proyectos de conservación integral en escuelas municipales de la comuna de Antofagasta.

La primera iniciativa corresponde a la escuela E-79 República de Ecuador, la que producto del deterioro por la antigüedad del recinto y los efectos del clima, presenta deficiencias en infraestructura e instalaciones. Por lo anterior, el Core aprobó $695.423.000 (FNDR) destinados a obras civiles y equipamiento, trabajos que se realizarán de manera sectorizada para no interrumpir las clases.

El segundo proyecto beneficiará a la escuela E-97 La Bandera, el cual fue aprobado el año pasado y, en esta oportunidad, el pleno sancionó favorablemente el aumento de recursos por $271.601.456, demandando el proyecto un total FNDR de $1.117.416.000. El incremento obedece principalmente a modificaciones en obras y obras extraordinarias.

El tercer y último proyecto corresponde a la escuela D-129 Juan Pablo II, cuyos mayores recursos se aprobaron por $219.469.406 debido a nuevas obras. Con el incremento la iniciativa queda con un total de recursos FNDR de $1.018.222.000.

La presidenta de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Core, Andrea Merino, destacó la importancia de estas inversiones que contribuyen a fortalecer la educación pública.

«Nosotros hemos evaluado en la comisión exitosamente el sistema de conservaciones, porque para los plazos normales del FNDR esto ha sido bastante rápido y permite dar condiciones de dignidad a las comunidades educativas, porque gran cantidad de los establecimientos municipales están en pésimas condiciones. Y eso significa que el día a día de nuestros niños y niñas, y profesores y asistentes de educación, tienen que convivir en lugares que no están acordes a la dignidad del ser humano», resaltó Merino.

En este sentido, la Consejera Regional precisó que estas deficiencias se han logrado resolver «con varios de estos proyectos», indicando que «lo que hacemos ahora es inyectar mayores recursos cuando se determinan algunas cosas que no fueron detectadas al comienzo, para no tener que volver a intervenirlo en el futuro».

Asimismo, la Consejera Andrea Merino destaca que este plan de inversiones permite anticiparse al proceso de desmunicipalización para entregar los establecimientos en condiciones cuando ocurra el traspaso.

«Por un lado las condiciones de dignidad. Y por otro lado, en los próximos años, fruto de la reforma educacional, los establecimientos ya no estarán a cargo de los municipios y van a pasar a formar parte de los servicios locales, que es un servicio descentralizado del Ministerio de Educación. Y, por lo tanto, a nosotros nos parece que estos establecimientos hay que entregarlos en buenas condiciones. El foco de la desmunicipalización es apuntar a la calidad», recalcó.

«Y estimamos que como ha sido exitoso en el caso de Antofagasta, en una de las mesas que tenemos en la comisión, estamos impulsando verlo como una buena práctica y que se pueda replicar en el resto de las comunas de la región, que tienen el mismo problema. Sobre todo, por ejemplo, la comuna de Tocopilla», concluyó Andrea Merino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here