A través de un ejercicio de intercambio de roles, pudieron experimentar el “efecto Venturi”, sensación que perciben los ciclistas cuando son sobrepasados por un vehículo de mayor tamaño a alta velocidad.

Con el objetivo de mejorar la convivencia vial, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones (SeremiTT) de Antofagasta y equipos de Conaset, junto a Creo Antofagasta y Espacio Lúdico, organizaron una actividad en la que conductores de las líneas 129 y 119 del TransAntofagasta debieron montar una bicicleta mientras a su lado transitaba un microbús en velocidad.

El ejercicio de intercambio de roles, que involucró el cierre de calles en el sector de Playa Trocadero, permitió que los participantes experimentaran propiamente el “efecto Venturi”, que es la sensación que perciben los ciclistas cuando son sobrepasados por un vehículo de mayor tamaño a alta velocidad.

“La verdad es que es muy útil para poder entender en qué posición están las otras personas que participan y utilizan la vía. La convivencia vial nos insta a ponernos en el lugar del otro y a comprender que el uso de la calzada no está destinada solamente al uso del vehículo, sino que tenemos que movernos seguro como peatón y como ciclista”, manifestó la Seremi Romina Vera.

Para el jefe de proyecto de Creo Antofagasta, Francisco Cooper, “la idea es poder mostrar y enseñar a los conductores de microbuses, la sensación que genera la velocidad cuando circula al lado de una bicicleta y la proximidad. Lo importante es que ellos puedan vivir en carne propia cómo la micro circula y debe circular a una distancia prudente, que es el metro y medio, para que puedan circular también ellos (ciclistas) con una buena seguridad, y poder así, convivir de una manera armoniosa dentro de la calle”.

Uno de los que participó en el ejercicio fue Héctor Carvallo, representante de Adutax y conductor de la línea 129. A su juicio, “ésta fue una experiencia enriquecedora, para que nos respetemos, tanto nuestros conductores, también con los ciclistas y con la gente que anda en la calle. Para mejorar (la convivencia vial) tendremos que hablar con nuestros conductores para que den un mejor trato al ciclista”.

Esta experiencia forma parte de las acciones del Programa de Educación Vial, que llevan adelante la SeremiTT, la Delegación Presidencial, el Gobierno Regional, la Municipalidad de Antofagasta, CREO Antofagasta y Antofagasta en Bicicleta (AEB).

Los talleres del Programa de Educación Vial comenzaron en noviembre y se extenderán hasta fin de año. Están dirigidos principalmente a gremios de transporte público, agrupaciones de ciclistas y escuelas de conductores, con el fin de fomentar y reforzar la Ley de Convivencia Vial, seguridad vial y autocuidado en las distintas localidades de la Región de Antofagasta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here