Tras las declaraciones de la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, quien le bajó el perfil a las graves denuncias en su contra y acusó que se busca «torcer la mano a la democracia», las reacciones no se hicieron esperar.

Cabe recordar que la jefa comunal se encuentra actualmente formalizada por fraude al fisco en el llamado «caso asesor». Además, fue acusada por Notable Abandono de Deberes por un grupo de concejales. A esto se suma una reciente resolución de Contraloría que confirma su responsabilidad administrativa, lo que fue refrendado por la confesión del «asesor» José Miguel Izquierdo, quien reconoció que sus asesorías políticas y personales a la autoridad fueron pagadas con recursos públicos de educación y salud.

Tras estas reacciones de Rojo, el concejal del Movimiento Autonomista, Camilo Kong, publicó un mensaje en sus redes sociales emplazando a la autoridad.

«Yo quisiera saber cuál es el concepto de democracia que tiene la alcaldesa Karen Rojo. ¿Torcer la mano a la democracia? Torcer la mano a la democracia es utilizar recursos públicos destinados para salud y educación, en beneficio propio. ¿Aprovechamiento político? Éste, junto a «politiquería» o «acusaciones baratas», es el argumento más utilizado por personas cuestionadas por sus administraciones, como también es el caso de Virginia Reginato, alcaldesa de Viña del Mar», comentó.

«Esto ocurre cuando no hay más justificación ni respuestas ante claros hechos consumados: se desvía la atención, se baja el perfil o se utilizan recursos argumentativos insuficientes», agregó el concejal.

En esta misma línea, Kong aclaró que «esto reviste una arista política y otra administrativa. Sobre la primera, ¡claro que es un tema político! Marco distancia respecto al actuar de la alcaldesa, porque soy completamente contrario a prácticas como la ya mencionada y otras».

«Sobre la segunda, estamos actuando dentro de nuestras facultades legales como concejales, para solicitar que el Tribunal Electoral Regional determine una posible cesación del cargo por notable abandono de deberes y/o contravención grave a la probidad administrativa. Es parte de nuestras funciones y es parte de la democracia. Aclaremos los conceptos. Que no le guste, es otra cosa», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here