La sala de la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de Modernización Tributaria del Gobierno, el que ha despertado duras críticas desde diversos sectores políticos y sociales que acusan que se trata de una iniciativa que beneficia a los súper ricos y a las grandes empresas. La reforma fue aprobada en su idea de legislar por 84 votos a favor y 60 en contra. Ahora pasará al Senado para continuar su trámite legislativo.

En esta oportunidad, y cómo ha ocurrido en otras ocasiones, numerosos parlamentarios de la Democracia Cristiana (DC) se alinearon con el gobierno, entregando sus votos para aprobar el proyecto. Solo algunos diputados de la falange se desmarcaron de esta votación y rechazaron la iniciativa.

En la votación en particular, los parlamentarios aprobaron con 80 votos a favor, 63 en contra y una abstención, la reintegración tributaria, uno de los aspectos más polémicos, pues en la práctica significa que los grandes grupos económicos pagarán menos impuestos.

«Con votos de algunos DC el gobierno aprueba reintegración tributaria. Solo producirá más desigualdad social y hará más multimillonario al presidente Piñera y a los grandes empresarios de Chile. Quiero destacar que 5 diputados DC se mantuvieron fieles a los principios de la equidad social y votaron en contra de la reintegración tributaria: Soto, Torres, Venegas, Matta y Ortiz», publicó en su cuenta de twitter el diputado Daniel Núñez (PC), presidente de la Comisión de Hacienda de la cámara.

Por su parte, la diputada Gael Yeomans (Convergencia Social) afirmó que «con esta reforma tributaria se disminuye en 833 millones de dólares los impuestos de los súper ricos. En este país desigual no hay justificación para esto, más que seguir privilegiando a los de siempre. Con el auspicio del Gobierno de Chile y una parte de los diputados DC».

En tanto, el diputado Vlado Mirosevic (PL) criticó que la derecha votara en contra de “un artículo que establece un agravante por el monto del impuesto en caso de conductas que constituyen evasión”, indicando que eso muestra la «inconsecuencia de quienes aumentan penas para delitos menores, pero en delitos de cuello y corbata prefieren la impunidad”.

En el caso de los parlamentarios de la región de Antofagasta, Marcela Hernando, Catalina Pérez y Esteban Velásquez votaron en contra de la iniciativa, mientras que Paulina Núñez y José Miguel Castro aprobaron esta reforma que beneficia a las grandes fortunas y grupos económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here