Su viuda e hija fueron invitadas a esta ceremonia, por parte del Gobernador Regional Ricardo Díaz y la Delegada Presidencial Regional Karen Behrens.

Con motivo de la conmemoración de los 50 años del golpe de Estado en Chile, el edificio de la ex Intendencia que hoy comparten el Gobierno Regional de Antofagasta y la Delegación Presidencial Regional fue el espacio elegido para realizar un solemne homenaje en memoria de Joaquín Espinoza Ojeda, obrero asesinado en estas instalaciones en año 1973.

Con la presencia de Rosaura Barraza, viuda de Joaquín Espinoza y María Espinoza, su hija, se inauguró una placa recordatoria en una ceremonia encabezada por el Gobernador Regional, Ricardo Díaz; la Delegada Presidencial Regional, Karen Behrens y el Seremi de Justicia y Derechos Humanos. Cristóbal Orellana, quienes valoraron este hito.

“En memoria de Joaquín Espinoza Ojeda, asesinado en este edificio por aparatos represivos estatales y de todas las víctimas de los delitos de lesa humanidad ejercidos en Chile durante la dictadura cívico-militar”, es el mensaje con el que se busca dar cuenta de lo ocurrido. También fueron los propios familiares de Joaquín Espinoza, quienes valoraron y agradecieron el gesto de las autoridades con la memoria de su padre y esposo.

Cabe mencionar que ya el año pasado el Gobierno Regional, junto a la delegación presidencial, habían instalado una placa recordatoria en el frontis del edificio, también para resignificarlo como espacio de memoria, en conmemoración de todas las personas que en este recinto fueron detenidas y torturadas durante la dictadura.

En el frontis del edificio de la ex Intendencia se desarrolló un acto en horas de la mañana junto a las distintas agrupaciones de Derechos Humanos, familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, que hoy siguen trabajando en esta región por la justicia, reparación, la memoria y las garantías de no repetición, quienes tuvieron la posibilidad de brindar algunas palabras. Por su parte, las funcionarias de la seremi de educación amenizaron el momento a través de la música, jornada que tuvo también un minuto de silencio por las víctimas de la dictadura cívico militar.

El Gobernador Regional, Ricardo Díaz, señaló durante su intervención la necesidad de avanzar en justicia y reparación, dar siempre un espacio a la memoria para no olvidar y aprender de nuestra historia. También relevó la importancia de mirar en unidad el Chile del futuro, en consenso con tres mínimos comunes: el respeto a la democracia, al estado de derecho y el respeto irrestricto a los Derechos Humanos. Finalmente, reiteró su compromiso de seguir resignificando espacios de memoria en nuestra región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here