El concejo municipal de Macul (sector suroriente de Santiago) aprobó de forma unánime la declaración de emergencia climática y ecológica en la comuna capitalina, a solicitud del alcalde Gonzalo Montoya (independiente).

El objetivo de esta medida es dar inicio a una base de 19 medidas en la línea de ayudar a combatir la crisis climática y proteger el medio ambiente, que incluyen la reforestación de la comuna, el impulso del cuidado de recursos hídricos -con iniciativas como la automatización de riegos-, políticas de techos verdes y la inclusión de la electroenergía.

Esta batería de medidas se suma a la integración de Macul a la Asociación de Municipios Libres, organización que inició su vida formal el pasado 2 de agosto y cuyo objetivo es buscar la eficiencia energética, tanto para proteger el medio ambiente como resguardar el gasto público.

Junto con el anuncio, el alcalde Montoya hizo un llamado para que el resto de las municipalidades «se tomen en serio el problema que se genera en relación al cambio climático» y sumen a esta acción que transforma a Macul en una de las primeras administraciones del país en tomar este tipo de determinación. A comienzos de agosto, Cerrillos se convirtió en la primera en adoptar la medida en el marco de su preparación para albergar, en diciembre, la COP25.

«Esta es la forma de poder tomar medidas reales y efectivas desde lo local para generar la transformación a lo global y, posteriormente, podamos hacer algo concreto en contra del cambio climático», destacó el alcalde de Macul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here