Desde este lunes 3 de agosto, los almacenes de barrio a lo largo del país dejarán de entregar bolsas plásticas, al cumplirse dos años desde que comenzó la aplicación gradual  de la ley 21.100 en todo Chile y que convirtió a nuestro país en la primera nación de América Latina en prohibir legalmente estos elementos.

Las micro y pequeñas empresas de la región, como almacenes de barrio, podían entregar un máximo de dos bolsas plásticas por compra, lo que ahora será totalmente ilegal, arriesgando multas de hasta 5 UTM (unos $241 mil).

«La ley estableció que se excluyen de esta prohibición las bolsas que constituyan el envase primario de alimentos, que sea necesario por razones higiénicas o porque su uso ayude a prevenir el desperdicio de alimentos… De todas maneras, nuestro llamado es a usar la bolsa reutilizable», comentó Rafael Castro, seremi de medio ambiente de la región de Antofagasta.

Esta medida cuenta con un amplio apoyo ciudadano, ya que el 95% de las personas está de acuerdo con prohibir la entrega de bolsas plásticas, según la encuesta nacional de medio ambiente (2017-1018). Sin embargo, la líder de la organización Colibrí Eco Social, Carmen Serrano, planteó que «es una medida que sin duda ayuda a disminuir la cantidad de plástico en el medio ambiente, pero no es la solución total».

«En Chile son muchos los factores contaminantes y sobre todo en Antofagasta. Es lamentable que siempre se demoren a la hora de legislar por políticas que beneficien a los ecosistemas y la calidad de vida de todos los seres vivos», agregó.

«Entendemos que se prohíba la entrega de bolsas plásticas, sin embargo hay locales que reemplazan las bolsas de plásticos con bolsas que dicen ser biodegradables y en definitiva es más plástico, pero con otro nombre. Queremos que se fiscalice el cumplimiento de esta medida», complementó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here