Por Sindicato SGS Minerals

En SGS los abusos son constantes, hoy despiden a trabajadores en Rancagua por necesidades de la empresa, siendo que estas personas estaban con aislamiento por ser de alto riesgo.

En Antofagasta despidieron a trabajadores y trabajadoras aburridas de las condiciones de precariedad, como lo es trabajar sin baños, sin agua, sin asientos, con alimentos sin cadenas de frío.

Trabajadores principalmente con cargos de inspectores, además de trabajar en promedio 60 horas semanales, no reciben pagos por conceptos de sobre tiempo, feriados y nocheras, siendo excluidos de las limitaciones de las jornadas de trabajo, como se señala el artículo 22, inciso segundo.

Cabe señalar que esta norma está establecida para gerentes o trabajadores que tienen facultades de administración o no tienen supervisión directa, condición que no se cumple con los inspectores y que está demostrado en diferentes fiscalizaciones levantadas por el sindicato y trabajadores.

Aún así SGS, en represalias despide a estos trabajadores, lo que significa una falta a los derechos fundamentales, como la discriminación de los trabajadores en Rancagua o la indemnidad de los trabajadores en Antofagasta.

Porque creemos que estas prácticas no solo ocurren en nuestras empresas y que hoy con la crisis del Covid-19 esto esto se verá potenciado, es que el llamado es a sumarse a estas campañas: #nomásdespidos, #nomasprecariedad, #quelacrisislapaguenlosricos, #nuestrasvidasvalenmasquesusganacias.

Esto ya lo han hecho el Comité de Emergencia y Resguardo, el Encuentro de Mujeres de Antofagasta y con ejemplos como la caravana del 1° de mayo solidario, donde diferentes sindicatos y organizaciones sociales, como la Asamblea Comunal de Antofagasta, la Providencia, NO + AFP, entre otras, recorrimos las calles de la comuna gritando fuerte: #soloelpuebloayudaalpueblo, #nomásdespidos, #nomasprecariedad, #quelacrisislapaguenlosricos, #nuestrasvidasvalenmasquesusganacias, además de recolectar alimentos y artículos de aseo para pobladores de los campamentos y para los presos por la revuelta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here