Por Agrupación Por La Memoria Histórica Providencia Antofagasta

Este 11 de septiembre del 2018 se conmemoraron 45 años del Golpe de Estado ocurrido en 1973, cuando se dio comienzo a una dictadura cívico militar que instala un modelo constitucional, político, económico y social por medio de la represión al movimiento de trabajadores y al mundo popular.

Un gran movimiento de resistencia se inicia para enfrentar la dictadura por distintas vías. Miles de personas sacrifican su vida. Otro miles enfrentan la prisión y el exilio. La suma de actos de resistencia debilitan la dictadura a tal punto que debe decidir su continuidad bajo un plebiscito siendo derrotada por el pueblo chileno. Se instala una democracia que no termina de convencer y con tremendas deficiencias morales que no garantiza la justicia plena. Han sido las organizaciones de la sociedad quienes se han hecho cargo de llevar adelante una política que ponga fin al secreto, impunidad y olvido.

Por otro lado, los indultos otorgados a criminales de Punta Peuco, sumado a las «desafortunadas» declaraciones del ex ministro de cultura, y la majadera idea de hacer un «museo de la democracia», han posibilitado en el último tiempo expresiones de grupos de derecha que han atentado contra memoriales de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos y contra sitios de memoria. Nuestra respuesta y el de una parte importante de la comunidad es la defensa, denuncia y condena, por distintas vías, de las violaciones a los derechos humanos que no han tenido castigo, sumando a todxs los actores posibles en un movimiento por la memoria, verdad y contra la impunidad.

En el plano local terminada la última mesa técnica, dirigida por la Seremi de Justicia y que involucra a personeros de otras Seremis, al INDH y a Carabineros, del 7 de diciembre del año pasado, nuestra Agrupación ha demandado al Estado que cumpla sus compromisos nacionales e internacionales en orden a concretar el uso efectivo en cada región del país de un sitio de memoria, que sea constitutivo de violaciones a los derechos humanos que marcaron nuestra historia local y regional. La reparación moral como política pública del Estado que reconoció sus delitos no se ha concretado.

En Diciembre de 2017 hicimos formalmente la petición de que una parte del recinto ubicado en calle Matta 3230-3024-3220 sea traspasado a la Agrupación. Dicha solicitud se hizo a través del Ministerio de Bienes Nacionales. La declaratoria de monumento comprende todo el edificio, pero de acuerdo a los estudios de título de dominio, sólo un tercio del edificio está saneado legalmente hasta ahora.

Carabineros de Chile, actuales destinatarios y ocupantes del lugar, declara que no tienen inconvenientes en aceptar la exclusión del lugar, con la condición que el Gobierno Regional les haga entrega de otro lugar de construcción similar en metros cuadrados a La Providencia. Respuesta insatisfactoria y regresiva. No hay comprensión cabal en esa Institución de lo que nosotros estamos solicitando como acto reparatorio.

Declaramos que no debemos ni tenemos que hacernos cargo de las dificultades que tengan para abandonar el espacio solicitado. Pierde la comunidad de Antofagasta, las instituciones educacionales y sociales que nos solicitan permanentemente visitar el lugar declarado monumento histórico. A más de un año de establecida la mesa técnica el panorama sigue entrabado por la falta de decisión de los gobiernos con los que nos hemos relacionado.

El tema ahora es de carácter funcional a la institución de Carabineros de Chile. Hasta ahora se han dispuesto varias soluciones que han sido rechazadas por razones técnicas y legales. La propuesta actual que realizan es excesiva en el tiempo y fuera de la lógica ética y moral que obliga al Estado chileno no tan sólo a Reparar como acto fundamental, sino garantizar el derecho a la memoria y la verdad de la comunidad y las futuras generaciones, un sitio de memoria promueve y enuncia las formas de violencia política para educar en los derechos humanos a nuestra región.

Nuestra organización sigue insistiendo y demandando, bajo el actual gobierno, que se cumplan los compromisos en materia de reparación moral para los ex detenidos y detenidas en ese lugar.

Nuestra sociedad en materia de promoción y defensa de las políticas públicas de derechos humanos sigue teniendo una deuda pendiente. El uso público de este espacio de memoria contribuirá enormemente en la formación de nuevas generaciones que tengan los elementos y evidencias concretas que les permitan una comprensión y problematización individual y colectiva de los hechos históricos acontecidos en nuestro país.

A 4 años de haber iniciado la campaña por declararla monumento histórico y ocupar el espacio de memoria, relanzamos nuestra campaña y llamamos a todas las personas, autoridades y organizaciones y fuerzas vivas de la ciudad y región a apoyarnos.

Exigimos respeto a nuestra demanda, hemos realizado todos los trámites que han correspondido. Carabineros de Chile y el Gobierno deben buscar una solución transitoria, mientras resuelven entre ellos la solución definitiva. Necesitamos que se ponga el acento en lo que representa el lugar y que se despeje el camino. ¡Que se abran las puertas de la Providencia ahora!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here