Por Felipe Cuevas, coordinador de Modatima Antofagasta

“Cristina Dorador, además de todos los atributos señalados anteriormente, posee una característica muy relevante que le da la legitimidad para posicionarse como una figura idónea para presidir la convención y ésta es su capacidad de diálogo entre las fuerzas que provienen de los partidos tradicionales, los movimientos sociales y el mundo independiente”.

El 19 de diciembre el pueblo de Chile concurrió a las urnas para manifestar sus intenciones de futuro. En esta segunda vuelta presidencial Gabriel Boric, un hombre de 35 años proveniente de la región de Magallanes, se consagra como nuestro futuro presidente de la república en este nuevo ciclo político que se avecina, ganando por una amplia mayoría, lo cual implica que la ciudadanía expresa deseos de una nueva mirada de país. Su programa de gobierno apunta a lograr transformaciones que son necesarias para el país en el corto y mediano plazo.

Paralelo a esto, está en marcha una convención constitucional, la cual se logró gracias a la movilización social. Las votaciones para aprobar la redacción y elección del órgano constitucional, así como para la elección de convencionales, también expresaron anhelos de cambios profundos, los cuales se verán a largo plazo debido a que estos son de tipo estructural.

Esta convención, según lo “acordado en el acuerdo por la paz”, iba a ser una homologación de lo que es la cámara baja, la presión social permitió ampliar los márgenes del acuerdo, posibilitando que tuviéramos un órgano estatal de características inéditas: Paritario, con representación de Pueblos Originarios y que se lograse la incorporación de listas de independientes. Esto último, favoreció que nuevas fuerzas sociales pudiesen incorporarse al proceso constituyente, logrando una mejor representatividad para este Chile diverso. Esto último ha sido un desafío para la institucionalidad actual debido al tensionamiento natural que se da entre fuerzas partidarias que tienen tradición institucional con otras que recién se incorporan (y puede que lo hagan por única vez).

Actualmente la convención está en proceso de definir a su nueva mesa directiva. Diversos nombres aparecen como cartas para asumir la presidencia de la mesa, pero uno de ellos destaca por ciertos determinantes que simbolizan a este nuevo Chile. Hablamos de Cristina Dorador.

Una mujer feminista, de 41 años, oriunda de la región de Antofagasta, que ha destacado en la convención de múltiples maneras. Es una científica que viene de las movilizaciones sociales y pertenece a múltiples organizaciones territoriales, destacando su trabajo medioambiental, específicamente, por la defensa de los salares andinos. Fue la convencional electa con la mayor votación en el Norte Grande, por medio del Movimiento Independientes del Norte, que se fundó con el único propósito de generar un espacio para que el mundo independiente tuviera voz en la convención. Su capacidad de liderazgo y gestión le han permitido, además de impulsar las comisiones de Descentralización y de Sistemas de Conocimientos, las iniciativas de norma constitucional del derecho a la ciencia y la que establece al agua como un derecho humano.

Cristina Dorador, además de todos los atributos señalados anteriormente, posee una característica muy relevante que le da la legitimidad para posicionarse como una figura idónea para presidir la convención y ésta es su capacidad de diálogo entre las fuerzas que provienen de los partidos tradicionales, los movimientos sociales y el mundo independiente. En esta nueva etapa de la convención, donde queda por ver: la recepción de iniciativas de norma constituyentes, la votación de dichas iniciativas, la armonización del texto constitucional, la realización de los plebiscitos dirimentes y el plebiscito de salida, es necesario de alguien que pueda tener la capacidad de hacer dialogar estas fuerzas y así asegurar el buen andar de la convención.

Sabemos que tendremos un presidente de gobierno que proviene del sur y eso es muy positivo, ya que confiamos que alguien que proviene de una región extrema le dará prioridad a la tan deseada descentralización. No hay nada mejor que una presidenta de la convención representante del extremo norte para refrendar esto y que este nuevo periodo sea el de las regiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here