A diferencia de lo que ocurre en otros países del mundo, la pequeña minería es una de las áreas más precarias y de mayor impacto ambiental, situación que reviste especial preocupación a las autoridades y organizaciones ambientales. Chile, en cambio, posee un compromiso histórico que acredita su interés por el fortalecimiento del sector, reconociendo su importancia estratégica para la exploración, así como su enorme contribución a las economías de menor escala.

El accidente en la Mina San José marcó un hito en la política pública de fortalecimiento de la pequeña minería, abocando sus esfuerzos en generar condiciones de seguridad adecuadas para proteger la vida de los trabajadores, entregando lineamientos para fortalecer el cuidado del medio ambiente. La publicación del Nuevo Título de Reglamento de Seguridad Minera de Pequeña Minería, con información proporcionada por Sernageomin, ha logrado hasta el año 2021 la disminución de hasta un 75% de la accidentabilidad del sector.

En tanto, Enami y sus instrumentos para el fomento de la pequeña minería, han permitido avanzar en mejoras sustantivas para la producción, en ocasiones tomando la delantera de la gran minería, que, dada la dimensión de sus faenas, ha visto mayores dificultades para alcanzar las metas de innovación propuestas.

Reconociendo los esfuerzos realizados por la pequeña minería, esta Seremi desde el primer día fijó como meta en su gestión, contribuir al desarrollo de esta área para el ecosistema de la región.

Nuestro compromiso procurará desarrollar una articulación intersectorial y, además, establecer alianzas con las instituciones regionales de educación e investigación, para profundizar la necesaria innovación y la facilidad de análisis de la calidad de los minerales extraídos.

Macarena Barramuño González
Seremi de Minería de la Región de Antofagasta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here