Crear un Consejo Nacional de respuesta integral al SARS-CoV-2 y la epidemia COVID-19 desde mañana, que entregue un rápido paquete de medidas para enfrentar la emergencia sanitaria del Covid-19, con una nueva vocería y reuniones diarias de esa entidad encabezadas por científicos y académicos especializados nombrados por el Presidente. Esto, además de equipos de respuesta organizados en grandes temas, con el fin de hacer más certero el trabajo en diversos ámbitos, con un rol determinado e incluyendo una decena de unidades especializadas.

Esas son parte de las propuestas que realizó el Colegio Médico de Chile al presidente de la República, Sebastián Piñera. La máxima autoridad gremial, Doctora Izkia Siches, presentó al mandatario un detallado plan, en el marco de un encuentro que sostuvo Sebastián Piñera con entidades científicas y equipos académicos para enfrentar la pandemia Covid-19.

El encuentro se realizó apenas minutos después de que se confirmara que el país ingresó a la fase 4 de la enfermedad con 155 casos confirmados, casi el doble de lo informado el día domingo.

La doctora Siches señaló que «hemos logrado conversar con el Presidente y ser bien explícito, que aunque las medidas van en la línea correcta, seguimos solicitando extremar y tomar todas las medidas, porque el día de mañana todas van a haber parecido insuficiente. El aumento de los casos demuestra que va en la línea de lo que nos preocupaba como colegio, que tienen una duplicación de alrededor tres días, por lo que requiere medidas más extremas, acelerar la velocidad y trabajar en torno al distanciamiento social».

Además, indicó que «le hemos solicitado acelerar el ‘lock down’, es decir el cierre de ciudades. Los ciudadanos tienen que entender que esto requiere la participación activa de ellos, que no tienen que reunirse, no ir a la plaza, al cine. Obviamente esto va a tener un impacto económico, pero el impacto de vida, hacen inminente que Chile tome acciones mucho más radicales en este desafío».

En la misma línea, agregó que «obviamente que los niños no se pueden quedar solos en sus casas, por lo que se requieren medidas para el trabajo, por eso hacemos un llamado a los privados, a la CPC, al propio Estado a que nadie que no sea necesario en la matriz productiva del país, tenga que seguir en su jornada laboral. Obviamente hay funciones relevantes, como la del personal de salud, nosotros no podemos quedarnos en nuestras casas, pero va a haber muchos que se van enfermar, por lo que necesitamos personas disponibles, por lo que hemos solicitado que suspendan las actividades electivas».

Respecto a la propuesta, explicó que el Consejo será convocado por el Presidente y tendrá por objetivo liderar la respuesta nacional a la crisis sanitaria, integrando a las instituciones del Estado, academia, expertos científicos y al sector privado y debería informar al propio Jefe de Estado y a las máximas autoridades del Senado y la Cámara de Diputados.

«Necesitamos un consejo más transversal, con participación de actores clave, con mejores estrategias comunicacionales y espero que hoy tengamos respuesta del Ministro y del Presidente y que tome el guante de lo que ofrece el Colegio Médico, de conversar con los movimientos sociales, con la ACES, con la CONES, con la Mesa de Unidad Social, porque empezar a tomar estas medidas como país, cuando tengamos un millón de personas en la Alameda, no tiene sentido, lo que requiere un manejo político y como Colegio estamos dispuestos a colaborar».

La propuesta incluye un Comité Central de ese Consejo y dos Equipos de Respuesta y quince Unidades Especializadas que se enfocarán a tareas específicas que permitan abarcar las diversas áreas necesarias para enfrentar la crisis.

El Comité Central, en tanto, contará con representantes de Sociedades Científicas y Médicas a fines; de los Ministerios de Salud, Educación, Ciencias, Hacienda y Economía, SUSESO; de expertos de la academia en ámbitos de primer interés para la respuesta a la crisis, entre otros. Se definirá una vocería,

Los Equipos de Respuesta, en tanto, se organizarán en torno a grandes áreas en las que será necesario dar respuesta de manera continua a preguntas de implementación de medidas para enfrentar la crisis sanitaria. Se organizarán a su interior en Unidades Especializadas, unidades funcionales de 5-10 expertos en un área de interés prioritario para la respuesta a la crisis con el objetivo de anticipar desafíos, identificar cursos de acción y realizar sugerencias de alternativas en base a la mejor evidencia científica disponible y considerando aspectos de implementación. Cada Equipo de Respuesta contará recursos humanos y financieros necesarios para realizar sus funciones de manera oportuna.

Las Unidades Especializadas, finalmente, deberán incluir a todas aquellas instituciones, sociedades científicas y/o académicos de interés clave para avanzar en sus tareas y que le permitan incrementar la legitimidad de sus recomendaciones. Se espera que sean espacios donde los disensos o áreas de incertidumbre sobre potenciales medidas sean discutidas en profundidad buscando llegar a consensos amplios. Podrá contar con miembros transitorios que trabajen en preguntas específicas.

Aquí se puede conocer la propuesta completa: Propuesta de trabajo para enfrentar la crisis sanitaria COVID-19

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here