El Colegio de Periodistas de Antofagasta se refirió a la grave denuncia que da cuenta de la interceptación de las comunicaciones de militares que denunciaron el fraude en el ejército, así como del periodista Mauricio Weibel que investigó estos hechos.

«Primero estamos ante un caso de espionaje a militares honestos que entregaron información para investigaciones periodísticas en el marco de un fraude de 6.000 millones de pesos a la Ley Reservada del Cobre, procurando proteger la probidad pública y el dinero de todas y todos los chilenos. Y al mismo tiempo la interceptación de las comunicaciones de civiles, entre ellos el periodista Mauricio Weibel, en plena democracia, aludiendo razones de riesgo a la seguridad nacional, lo cual evidentemente no compartimos», indicaron.

Asimismo, desde el gremio periodístico lamentaron «la actitud del ministro de Defensa, quien valida un actuar desmedido y que bordea la ilegalidad, concretado durante la administración de una autoridad que hoy es investigada por la malversación de otros 4.500 millones de pesos».

«Cuando nuestro colega teme por su vida, y responsabiliza al gobierno por lo que le pueda ocurrir a él o a su familia, hemos tocado fondo como democracia, por cuanto la libertad más básica para investigar y ejercer la comunicación es aplastada tal como en un régimen totalitario, recordándonos los tiempos oscuros de la dictadura militar», recalcaron.

Para el Colegio de Periodistas de Antofagasta el Estado «está en deuda en garantizar el acceso a la información pública, sin represalias de sus estamentos, sean estos reparticiones civiles o instituciones armadas, especialmente cuando se trata de probidad».

«Por lo mismo, secundamos a nuestro directorio nacional en agradecer y exigir el esfuerzo del Congreso en esclarecer, a través de su facultad fiscalizadora, todas las acciones que sean necesarias para aclarar el seguimiento que hacen las fuerzas armadas y de orden a la población civil, así como para corregir la legislación y avanzar hacia una democracia realmente creíble», concluyeron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here