La obra, que aborda los ritos mortuorios de los pueblos indígenas precolombinos, se reestrenará en el marco de IDENTIDADES Festival en el Desierto de Atacama, que este año se realizará entre el 1 y el 8 de octubre. 

En 2011, La Huella Teatro montaba por primera vez “Chajnantor, mirar hacia atrás” en el Teatro Municipal de Antofagasta. La obra, sobre ritos mortuorios de los pueblos indígenas precolombinos del Norte Grande, se reestrenará este 2022, a propósito de la coincidencia de tres hitos relevantes: el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas, la inminente declaración en Calama de la lengua Ckunsa como el idioma madre del pueblo Licanantay, y la inscripción oficial del asentamiento y momificación artificial de las momias Chinchorro, en la Lista de Patrimonio Mundial del Comité de Patrimonio de la Unesco.

“Remontar esta obra es fortalecer los procesos de memoria, educativos y de socialización, teniendo como eje la revaloración del patrimonio inmaterial de la historiografía de los pueblos indígenas. En miras al reconocimiento fehaciente de Chile como un Estado Plurinacional, adquiere aún más preponderancia dar a conocer esta pieza teatral”, comenta Alejandra Rojas Pinto, directora de la obra. 

“Chajnantor, mirar hacia atrás”, narra la historia de una abuela que, mientras cava el hoyo en donde irá la piscina que prometió a su nieto, se encuentra con algo más que tierra. El hallazgo es el inicio de un viaje que moverá polvo, tiempo y espacio, teniendo el privilegio de entrar al lugar al que solo se accede por una vía: la muerte. En las manos de la anciana estará el destino final que los antiguos trazaron para los suyos. 

“Chajnantor” se aproxima a 2 culturas del norte de Chile, Chinchorro y Licanantay, que, si bien no son contemporáneas entre sí, comparten la visión de que la muerte no es el fin, sino el inicio de otro viaje. De esta forma, la obra es una invitación a reflexionar sobre la relación con los pueblos indígenas, a hacerse parte del rescate de la memoria y a comprender que la identidad es un valor inmaterial que no se puede desconocer, debiendo respetar aquello que otros, en este tiempo u otro, consideraron sagrado. 

“Creo que la magia de ´Chajnantor` está en poder reivindicar a nuestros ancestros, en dar nuestros respetos a ellos y a los pueblos originarios. Es poder comunicar que, a través del teatro, podemos entender conceptos o premisas tan importantes como respetarles y recordarles”, argumenta Valentina Escorza Luongo, actriz de La Huella Teatro, asistente de Dirección y entrenadora de actores y actrices de la obra.

El remontaje de “Chajnantor, mirar hacia atrás” es un proyecto adjudicado al Fondo de Artes Escénicas en la Línea Remontaje Escénico Nacional, y cuenta con la colaboración de la Fundación Ruinas de Huanchaca, en coproducción con La Huella Teatro, iniciativa y trabajo que fue destacado por el seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en Antofagasta, Claudio Lagos Gutiérrez.

“Me gustaría relevar el trabajo que hace la Huella Teatro y que lleva realizando hace mucho tiempo, a propósito de la raíz de teatro antropológico en torno al remontaje de´Chajnantor, mirar hacia atrás`, una obra que habla de los pueblos originarios, de la cosmovisión, del rescate; de esta mirada distinta e ingenua de los niños de pueblos originarios, frente a lo que significa el rescate y la mirada más occidentalizada, esta contraposición de mundos que se genera y que nos hace reflexionar acerca de lo que está sucediendo con el patrimonio de nuestro país y lo que significan estas diferentes naciones, pueblos originarios que coexisten y cohabitan en nuestro país”, indicó Lagos.

“Valoramos esto y como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio estamos trabajando fuertemente en este rescate y en el apoyo que significa la investigación y el trabajo que realizan entidades tan importantes como la Huella Teatro, de la mano de Alejandra Rojas”, agregó la autoridad regional de las Culturas.

La directora del montaje, enfatiza en que “reponer `Chajnantor, mirar hacia atrás´, no sólo aporta a las artes escénicas y su relación con una mirada antropológica, sino también a reflexionar acerca de nuestros antepasados y su memoria, siendo una propuesta que pone en valor el patrimonio inmaterial de la historia de dos pueblos indígenas del norte grande. Mirar hacia atrás… eso es CHAJNANTOR, respetar el viaje de nuestros muertos, respetar la memoria”.

Ficha artística:

Un proyecto de La Huella Teatro 

Dirección general: Alejandra Rojas Pinto. 

Dramaturgia: Amarilis Colomba Rojas. 

Asistencia dirección: Valentina Escorza 

Producción general: La Huella Teatro.

Elenco:

Valentina Escorza.

Ornella Rocco.

Mariana Barahona. 

Gabriel González. 

Financiado por Fondo de AAEE, Remontajes Escénico.

Patrocina: Unesco y Fundación Ruinas de Huanchaca.

Coordenadas: Chajnantor, mirar hacia atrás.

Funciones: Octubre 2022 en la VIII edición de Identidades Festival en el Desierto de Atacama. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here