Aunque en un comienzo algunos medios de comunicación vincularon el caso con las movilizaciones anunciadas para el mes de marzo, finalmente hoy fueron formalizadas las personas acusadas de tenencia ilegal de armas, descartándose su vinculación con las protestas sociales.

Según informó Radio Bío Bío, los imputados en el llamado «caso AK-47» serían tres hombres y dos mujeres, todos ellos residentes del barrio alto de Santiago y simpatizantes de derecha.

La indagación se originó hace pocas semanas cuando la Brigada Investigadora del Crimen Organizado (Brico) de la PDI tomó conocimiento sobre la venta de un fusil AK-47 ruso, con un cargador de 36 balas, por un millón y medio de pesos.

Esto, gracias a escuchas telefónicas -que reveló en exclusiva Radio Bío Bío- donde se pudo constatar la participación de dos involucrados: “Matías”, quien mantenía una deuda en dinero con “Joaquín”, quien sería el sujeto que quedó en prisión preventiva.

Finalmente se determinó prisión preventiva para uno de los involucrados y los restantes cuatro quedaron con medidas cautelares menos gravosas. Asimismo, la justicia determinó mantener los antecedentes del caso en secreto, incluido los nombres de los imputados en la causa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here