Este miércoles 5 de junio se aprobó en la Cámara de Diputados el Proyecto de Resolución que solicita al Presidente de la República la modificación de la contribución determinada a nivel nacional que establece una hoja de ruta para la descarbonización absoluta de la economía chilena hacia el año 2040, incluyendo el cierre de las termoeléctricas a carbón en 2030.

En el marco del Día del Medio Ambiente, la diputada por la región de Antofagasta, Catalina Pérez, aseguró que “este gobierno ha comprometido en numerosas ocasiones una Ley de Cambio Climático y lamentablemente ha sido postergada reiteradamente. Asumimos el desafío de organizar la COP 25 y el sentido de urgencia frente a la crisis climática no se ha traducido en acciones concretas. Tenemos la oportunidad para aumentar la ambición de nuestras medidas en la lucha frente a la emergencia climática”.

En el marco del trabajo de las instituciones dependientes de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCC), el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó un preocupante informe que compara los efectos que tendría un aumento en la temperatura de 1.5° promedio frente al que ocurriría si dicho crecimiento fuera de 2°.

Ambas metas fueron propuestas por el Acuerdo de París y las conclusiones del Informe son claras: la diferencia de medio grado tendrá un impacto gigantesco en la preservación de ecosistemas (como por ejemplo los arrecifes de coral que prácticamente desaparecerían en el segundo escenario); en la disponibilidad de alimento para las personas y en el aumento del nivel del mar (lo que producirá el mayor fenómeno migratorio de la historia), entre otros escalofriantes fenómenos que sin duda impactarán el territorio de nuestro país.

“Se nos está acabando el tiempo y el cambio lo debemos hacer hoy, no mañana. Chile posee un alto grado de vulnerabilidad frente al cambio climático y presenta 7 de las 9 dimensiones de riesgo identificadas por Naciones Unidas. Además, las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestro país han aumentado en un 113% desde el año 1990”, agregó la diputada Pérez.

1 Comentario

  1. Las contribuciones gravan a todo Chile y si fuese necesario, hay que hacerlo, sin embargo debiesemos partir por un impuesto a los emisores de gas invernadero, al petroleo (donde sea que se use) y a toda la mineria o donde se exploten RRNN que se agotan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here